7 (nuevas) causas con las que puedes colaborar

Ilustración: César Mejías

¿Quieres ayudar y no sabes cómo ni a quién? Aquí algunas interesantes iniciativas que buscan apoyar a quienes están siendo más golpeados por la crisis del covid-19.




Las noticias son cada día menos alentadoras y los números se disparan. Es difícil, como hemos visto, no sucumbir ante la angustia, más todavía cuando se ve que tanta gente lo está empezando a pasar muy mal con la crisis.

Pero a pesar de la impotencia que produce el encierro, hay muchas causas que sí se pueden apoyar desde la casa. Ya habíamos revisado, hace algunas semanas, algunas iniciativas que aparecieron con la llegada del coronavirus a Chile. Ahora, que empezamos a vivir los días más complejos, recopilamos otras siete campañas que van en apoyo directo de quienes económicamente se han visto más perjudicados. Con todas puedes colaborar sin salir a la calle.

1. #ChileComparte

#ChileComparte es una campaña coordinada por Techo Chile y el Hogar de Cristo, a la cual se han sumado organizaciones como la Red de Alimentos y el Servicio Jesuita Migrante, entre otros. El objetivo es financiar la compra y distribución de 10 mil cajas de alimentación, cada una capaz de abastecer a un hogar de cuatro personas por siete días. Una caja cuesta —desde sus insumos hasta su entrega— $60 mil, pero las donaciones pueden hacerse por cualquier suma en este link.

Hasta ahora se han recaudado más de $380 millones y entregado 4.649 cajas en 16 regiones y 149 comunas.


2. 10x10

10x10 comenzó cuando Álvaro Pozo Tapia, profesor de un colegio en Bajos de Mena, Puente Alto, fue a entregar junto a unos colegas las cajas de la Junaeb a sus alumnos que estaban sin clases. Ahí se dieron cuenta que ese alimento no estaba siendo suficiente, tanto porque las familias necesitaban más y muchas no podían trabajar, pero principalmente porque los niños y adolescentes no tenían mayores herramientas para pasar el tiempo en casa.

“Como profesores, teníamos que darle nuestra impronta a esa ayuda”, explica Pozo al teléfono. Decidieron, entonces, recopilar también productos de aseo y sobre todo útiles escolares, materiales didácticos e incluso instrumentos musicales para que los estudiantes pudieran ocupar mejor su tiempo de encierro. “Se llama 10x10 porque al comienzo serían diez familias a las que, además de alimentos y productos básicos, les entregaríamos 10 elementos educativos —como libros, lápices, o un juego de mesa— pensados en el desarrollo integral y la salud mental de los niños y niñas”.

El proyecto llegó el 2 de mayo a 15 familias en su primera entrega y hoy están preparando las cajas para ayudar a otras 20. “Las donaciones en dinero nos sirven pero más aún las de materiales o alimentos”, dice el profesor.


3. Cocina País

Una de las industrias más golpeadas por la crisis, y que venía recuperándose del estallido de octubre, es la gastronómica. Obligados a cerrar, sin más opción que vender por delivery, los restaurantes, casinos y fuentes de soda, entre otros negocios, viven el peor momento de su historia.

Y en medio de la falta de recursos que están viviendo muchas familias, Felipe Rodríguez, fundador de Tasty Beat —una pequeña cadena de comida rápida saludable de Las Condes— creó Cocina País para generar una doble ayuda: llevar colaciones a sectores vulnerables y trabajadores de la salud, con el trabajo de quienes hoy se han quedado sin empleo. Donando $2.500, puedes aportar con una colación para alguien que no la tiene y además con una jornada de pega para un cocinero o cocinera.

Hasta ahora se han donado 1.250 colaciones y 56 turnos de trabajo. Los aportes —que pueden ser entre 1 y 100 colaciones— se hacen en su sitio web: cocinapais.cl.


4. Canasta para familias migrantes

La Secretaría de Mujeres Inmigrantes, una organización feminista que busca apoyar y visibilizar a las migrantes que viven en Chile, está desde marzo con una campaña para entregar canastas a familias de extranjeros que viven en necesidades extremas.

La ayuda ha llegado a hogares en Santiago y la Región de Valparaíso. Los aportes se pueden hacer por transferencia bancaria y las dudas se resuelven a través del correo secretariamujeresinmigrantes@gmail.com, como también el seguimiento de las donaciones.


Rodrigo Salinas Corona, profesor de inglés, creó Bici por Luca el 2013, una iniciativa que, mediante donaciones que partían en mil pesos, buscaba regalarle bicicletas en navidad a niños de familias de escasos recursos. El 2018, por ejemplo, consiguió entregar 60 bicis, además de 3 vehículos inclusivos. Con esa experiencia, durante estos días lanzó OllaSolidaria.cl, una campaña para recaudar fondos en esta crisis. “En poco tiempo ya recaudamos un millón de pesos”, responde al teléfono. “Al comienzo, pensaba transformar esas donaciones en canastas familiares, pero veremos, junto a dirigentes vecinales y las organizaciones que se están sumando, cuál es la manera más eficiente de ayudar. Para mí, entregar la plata directamente a las familias puede ser más útil para ellas en estos momentos”.

Cada 48 horas, Salinas transparenta y audita todas las donaciones que llegan a la cuenta. “Los aportes han llegado más rápido de lo que esperaba, y eso es bueno, porque hemos visto que las necesidades son urgentes”.


6. Cajita feliz Independencia

En Independencia Ciudadana, el área de innovación social de ese municipio, están haciendo varias cosas interesantes y útiles para contrarrestar las consecuencias del covid-19. Una de ellas es la Cajita Feliz, que contiene alimentos esenciales —pasta, arroz, legumbres, té, aceite, azúcar y conservas, entre otros— para las familias más desprotegidas de la comuna.

Donando $15 mil se puede aportar con una de estas cajitas. Según el alcalde Gonzalo Durán, es un aporte que se suma al que hace la misma alcaldía y también otras empresas.


7. Protectora de la Infancia

La Protectora de la Infancia, que con sus diversos programas hoy ayuda y protege a unos 5 mil niñas y niños, lanzó una campaña para financiar grandes canastas de alimentación, capaces de abastecer a una familia por tres meses.

El objetivo es que entre varias personas o familiar reúnan los fondos para costear estas súper canastas, que la Protectora, que tiene sede en Puente Alto, repartirá entre las familias que ellos ayudan en toda la Región Metropolitana.

La que está diseñada para un hogar de 4 personas tiene un valor de $180 mil y la de una para entre 5 y 7 personas cuesta $225 mil. Los datos para realizar la donación están en este link, pero también se pueden hacer aportes por cifras más bajas.

Comenta