Consejos para evitar la araña de rincón y cómo reaccionar ante su mordida

Casi 450 chilenos al año son mordidos por la Loxosceles laeta, y cuatro terminan muriendo a causa de su veneno. Dos entomólogos los resguardos para que no se instalen en nuestras casas, y un urgenciólogo da instrucciones para tratarse después de un ataque.




La araña de rincón —Loxosceles laeta, por su nombre científico— es una de las pequeñas-grandes amenazas que puede rondar por nuestras casas. Su poderoso veneno la hace liderar el ranking de los arácnidos más temidos no solo en Chile, sino que en varias partes del mundo en las que se puede llegar a encontrar.

“Se trata de una especie nativa de varias regiones de Sudamérica”, informa Constanza Schapheer, entomóloga y divulgadora científica, “y es complicada principalmente porque tiene un veneno que transmite a través de su mordida”.

En nuestro país, su principal rango de acción está en la zonas norte y centro, abarcando desde Arica hasta Chillán. “Allí ocurren la gran mayoría de los accidentes”, dice el entomólogo Alfredo Ugarte, “pero también hay casos en ciudades tan australes como Punta Arenas”. Esta especie suele vivir en el campo, pero también puede hacerse presente en casas y urbes, lo que la convierte en un constante peligro.

“Cada año, solo en la Región Metropolitana son mordidas alrededor de 200 personas, siendo el rango etario de 15 a 44 años el más afectado”, declaró Rosa Oyarce el año pasado, cuando era seremi de Salud. En un paper de la Universidad de Chile, enfatizan que su mordedura es de alta frecuencia, con “450 casos al año y una letalidad de hasta cuatro casos anuales”.

Conociendo a la Loxosceles laeta

La araña de rincón, a diferencia de otros invertebrados como las mariposas o las moscas, crece a través de un proceso llamado metamorfosis gradual. Es decir, “de un huevo, nace una arañita chiquitita y esa va creciendo de a poco, como los humanos, sin otras etapas intermedias”, explica Ugarte.

Los colmillos de este arácnido son proporcionales a su cuerpo, por lo que mientras más grande sea la araña, más peligrosa será. “Si sus colmillos son grandes, significa que su veneno puede llegar a infectar a un lugar más profundo, lo que marca una gran diferencia. La glándula venenosa también es más grande a medida que crece”, añade.

De acuerdo a su tamaño, es uno de los animales más peligrosos del mundo, ya que la cantidad de veneno que tiene que inyectar para provocar la muerte es muy baja. Según el entomólogo, los estudios dicen que el veneno de la araña del rincón es cien veces más intenso que el de una víbora de cascabel.

Mi nombre es rincón, araña de rincón.

Eso sí, las arañas no es que vayan por la vida mordiendo gente para divertirse. “No lo hacen por gusto”, agrega Ugarte. Para ellas, nosotros somos unos “monstruos gigantes”, alos que no nos alcanzan ni a ver completamente. “Que nosotros nos acerquemos ya les produce pánico, por lo que tratan de arrancar y desaparecer”, asegura. La mordida, entonces, es un mecanismo de ataque que solo usan “como último recurso cuando se sienten agredidas”.

¿Por qué es peligrosa la mordida de araña de rincón?

El veneno de la araña de rincón puede provocar dos reacciones de las que hay que estar al tanto. “En general, las mordidas se producen de manera accidental: cuando nos sentamos sobre ella o la presionamos, ella se siente atacada y procede a defenderse”, cuenta Alfredo Labarca, urgenciólogo de Help.

Al momento de morder, esta acción “es muy dolorosa y su característica principal es que forma una lesión de color violáceo, probablemente con el borde de un color un poquito más claro, más gris”, agrega.

El cuadro que provoca es identificado por los médicos como loxoscelismo, el que puede ser cutáneo o visceral. La gran mayoría de las veces se produce el primero, donde “lo que ocurre es una necrosis, es decir, una muerte del tejido más superficial”, lo describe Schapheer. “Si se deja estar y no se trata, se puede complicar”.

Respecto al loxoscelismo visceral, éste se produce cuando el veneno “entra al torrente sanguíneo”, dice Ugarte. “Ahí es cuando hay una alta probabilidad de muerte, porque empieza a dañar el hígado, el páncreas, los riñones y comienzan las fallas multiorgánicas”.

¿Cómo identificar a la araña de rincón?

En otras zonas geográficas, este arácnido es conocido como araña violinista y es justamente porque “tiene un dibujo como que de un violín en el céfalotorax”, cuenta el entomólogo. Al ojo no entrenado, eso sí, se le hará difícil identificar esta característica en tan poco rato y a cierta distancia.

Frente a esto, Ugarte sugiere que nos fijemos en su velocidad. “Si es una araña que se mueve rápido, mátenla”, sugiere. Esta, según él, es la principal señal de distinción respecto a una araña tigre, otro arácnido con el que se le suele confundir.

“Diría que nueve de cada diez arañas de las que se matan en Chile son tigre, y con suerte una es de rincón. Eso es malo para la caza, porque terminas matando al mejor insecticida que puedes tener en tu casa”, enfatiza. ¿Cómo saber que es araña tigre? Justo por lo contrario: “se mueve lento y es torpe”, dice Ugarte.

La coloración, eso sí, puede ser diversa, ya que si la araña se cría en ambientes secos, como el entretecho de una casa en el norte de Chile, tiende a ser de un color amarillo o un café muy clarito. Pero si su hábitat es un espacio más húmedo, puede tener un color más oscuro. Por eso, lo mejor no es tratar de identificarlas por el color sino por sus movimientos.

Si bien la Loxosceles laeta es una especie nativa y vive en espacios naturales, también puede asentarse en un hogar, en especial en esos rincones que no se limpian con periodicidad o que están muy ocultos. Hacer aseo en lugares poco comunes al menos una vez al mes —ojalá cada quince días— es una efectiva forma de combatir su presencia.

Cómo eliminarla

“No se recomienda eliminar a las arañas de rincón, porque son un animal nativo que participa del ecosistema de Chile”, dice Constanza Schapheer. Pero en caso de encontrarnos con una dentro de casa, es preferible hacerlo “porque son un potencial riesgo y peligro”, complementa Ugarte. “Es una ley básica de supervivencia proteger tu territorio”.

Aerosoles (u productos contra arañas)

No cualquier insecticida sirve para eliminar arañas, porque tal como lo dice su nombre, los insecticidas son productos que eliminan insectos. En caso de optar por un espray, éste tiene que tener “elementos químicos de alta toxicidad y de un tiempo de acción muy largo”, explica Ugarte. Hay que tomar en cuenta que las arañas tienen sistemas circulatorios o respiratorios diferentes a los insectos.

“Es como tener un arma guardada en la casa: se debe usar solo en caso de que se vea una araña”, con las características anteriormente mencionadas. Debe aplicarse de forma directa y “no a diestra y siniestra”, porque al ser un producto químico hay que tener el resguardo de no generar intoxicaciones o alergias con el producto.

Aracnicida Anasac listo para usar 500 ml


A través de un impacto

“La otra forma de eliminarla es pescando un matamoscas o un zapato y aplastarla directamente”, comenta Ugarte. Por supuesto, nunca hay que hacerlo con la mano: “puede que no le achuntes, la dejes medio herida y la araña te muerda”. Ahí, la principal amenaza contra tu salud serías tú mismo.

¿Cómo evitarla?

“Para nosotros es importante tomar medidas dentro de la casa para no tenerla, y esas tiene que ver con mantener los espacios limpios y despejados”, recalca Schapheer. Para eso, es necesario hacer limpiezas periódicas en casa: mover muebles y aspirar por rincones y lugares que pueden ser un buen escondite para este arácnido. Los clásicos espacios donde puede residir son donde hay ropa guardada por mucho tiempo, detrás de los libros, de los cuadros, debajo de los sillones y también de las camas. La idea es que no se sienta cómoda anidando en estos lugares y prefiera más estar fuera que dentro de la casa.

“Hay que entender que hacer su madriguera con telas de araña les significa un esfuerzo físico y energético muy grande”, añade Ugarte. En caso de ser constantemente destruido, “se van a aburrir y se van a ir”. Además del plumero y el paño, dice que la aspiradora es lejos el mejor elemento para amedrentarlas.

Las regiones del sur de Chile no se encuentran inmunes a la presencia de esta araña, porque “cuando trasladamos muebles podemos también trasladar arañas. Dentro de las casas, ellas pueden vivir aunque afuera hayan 15 grados bajo cero”, advierte.

En caso de accidente

Si a pesar de todo lo anterior una persona es mordida por una araña de rincón, “se la debe mantener en reposo, sin que se agite, controlarle la temperatura y llevarla de inmediato a un centro asistencial de urgencia”, explica Schapheer.

“Normalmente, la araña muere después de dar su mordida”, comenta Ugarte. Algo importante y de mucha ayuda es buscar el cuerpo de la araña antes de ir al recinto asistencial. “Si la encuentras, aunque sea una parte de ella, hay que meterla en un sobre o un frasco y llevarla también al centro de atención médica, porque normalmente no aplican antídotos si los médicos no están seguros de que la que te mordió fue precisamente una araña del rincón”.

Otra acción que se sugiere antes de salir de la casa es poner hielo en la zona de la mordedura apenas esta se produce, “porque eso evita que el veneno o la toxina avance rápido”, asegura el urgenciólogo Labarca.

“Tomar la hora del accidente también es vital, porque el antídoto que existe contra la araña de rincón es efectivo siempre y cuando se emplee entre 6 u 8 horas después de la mordida”, cuenta el entomólogo.

Como última recomendación, el entomólogo enfatiza en la importancia de tener anotado el número de teléfono del Centro de Información Toxicológica de la Pontificia Universidad Católica, Cituc. “Es un centro de llamado muy útil, que sirve para preguntar dudas no solo de araña de rincón, sino también de otros arácnidos o insectos, además de intoxicaciones por ingerir productos químicos o tóxicos”. Esta es una línea abierta, gratuita y que orientan todos los días del año.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.