A por libros en Buenos Aires

el ateneo

El Ateneo Gran Splendid. Ilustración: Milo Hachim.

Un escritor argentino recomienda seis lugares por explorar en la capital trasandina, entre librerías/café y pequeñas librerías "de autor" en barrios no tan transitados.


Cada tanto, los periódicos argentinos sacan a relucir un dato que acaso pase algo inadvertido pero que no deja de ser impactante: Buenos Aires es la ciudad con mayor cantidad de librerías por habitante del mundo. El dato duro dice que son 25 librerías por cada 100 mil habitantes. Agrupadas en dos grandes zonas —Palermo, con sus coquetas librerías/café, donde la gente se reúne a conversar o comer algo; y el centro, con su interminable desfile de libros usados o en saldo, sobre la calle Corrientes—, en los últimos años han brotado sin embargo pequeñas librerías "de autor" (atendidas por sus propios dueños, a veces escritores, siempre muy buenos lectores) en barrios no tan transitados como Almagro, Núñez o Colegiales. Pasen y vean.

[caption id="attachment_777203" align="alignnone" width="1600"]

Librería Eterna Cadencia.[/caption]

Eterna Cadencia (Honduras 5574, Palermo)

Abrió a finales de 2005 y no tardó en convertirse en un nudo gravitacional que atrae lectores de intereses muy diversos. Montada sobre una casa antigua, refaccionada con un notable sentido de la elegancia, tiene un bar-restaurante y una oferta de libros que van desde las típicas novedades a amplias secciones de arte, cine, música, filosofía, historia. Uno de los puntos fuertes es la oferta de ediciones independientes de distintos países latinoamericanos y de España. En Eterna Cadencia —que también es una editorial— se organizan presentaciones, charlas y lecturas.

[caption id="attachment_777205" align="alignnone" width="880"]

El Ateneo Gran Splendid.[/caption]

El Ateneo Gran Splendid (Av. Santa Fé 1860, Recoleta)

Por su arquitectura enorme y neoclásica, suele entrar en todas las listas internacionales de las librerías más bellas del mundo. El edificio se terminó de construir en 1919 y fue un cine-teatro donde llegó a cantar el propio Carlos Gardel. Ya en el siglo XXI, el Grupo Ilhsa compró el edificio y lo convirtió en librería, manteniendo sin embargo la cúpula y los balcones internos, que oficiaban de palcos. Colman sus anaqueles 120 mil libros, y todos los días grupos de turistas contienen el aliento y disparan sus cámaras fotográficas hacia el cielo raso, como si de una catedral se tratara.

[caption id="attachment_777210" align="alignnone" width="960"]

Céspedes libros.[/caption]

Céspedes Libros (Céspedes 3065, Colegiales)

En el barrio de Colegiales, signado por árboles frondosos, calles de piedra y casas bajas (el futuro barrio hipster de Buenos Aires, cuya gentrificación ya es irreversible), han aparecido en los últimos años librerías para tener en cuenta, como Falena o Céspedes. Esta última tuvo una primera vida y luego fue adquirida y reacondicionada por la joven escritora Cecilia Fanti (autora de La chica del milagro) que puso énfasis en un nutrido sector de literatura infantil y en libros difíciles de conseguir o de editoriales pequeñas y hasta minúsculas.

[caption id="attachment_777208" align="alignnone" width="960"]

Walrus Books.[/caption]

Walrus Books (Estados Unidos 617, San Telmo)

San Telmo son viejos almacenes, ferias, plazas con cafeterías, conventillos, bohemia, música. Es también el barrio donde está la mejor librería de libros en inglés de Buenos Aires. Se trata de Walrus Books, un local a la calle sobre Estados Unidos (coincidencias urbanas), que es como entrar a otro país. De techo bajo y luz tenue, los anaqueles de madera gruesa y la música ambiente producen un efecto de gran intimidad, como estar en el living de una casa. Novelas, poesía, biografía, ensayos; libros recientes, libros viejos: todo lo que una persona puede leer en lengua inglesa, está allí.

[caption id="attachment_777211" align="alignnone" width="2048"]

la internacional argentina.[/caption]

La Internacional Argentina (Padilla 865, Villa Crespo)

La Internacional Argentina toma su nombre de un libro de Copi y es, en sí misma, una experiencia cultural. Cuadros de artistas argentinos decoran las paredes y en la parte de atrás, donde funciona la editorial Mansalva, artistas y escritores se juntan a conversar, en una suerte de "salón literario" para el siglo XXI. La Internacional es una librería de usados y rarezas. Se pueden conseguir, por ejemplo, todos los libros de César Aira (son más de 100 títulos), en sus traducciones a más de 20 lenguas. Hay primeras ediciones de poesía y joyas descatalogadas hace años. También se puede conseguir todo el catálogo de Mansalva. No esperen allí libros nuevos ni best sellers.

[caption id="attachment_777209" align="alignnone" width="1080"]

Libros REF.[/caption]

Libros Ref (Honduras 4191, Palermo)

Increíblemente, este es todavía uno de los secretos mejor guardados de la ciudad. Una casa pintada de azul, con pisos de madera y techos altos, sobre una de las calles más lindas de la ciudad, es una experiencia estética en sí misma. Recorrer sus estanterías produce un efecto al mismo tiempo de éxtasis y desesperación: todos los libros son buenos. Especializada en libros usados o difíciles de conseguir, tiene también mucho material nuevo o reciente. La curatoría es impecable.

[caption id="attachment_777196" align="alignnone" width="1920"]

El Ateneo Gran Splendid. Ilustración: Milo Hachim.[/caption]

Añade las direcciones a tu Google Maps:

Sobre el autor:

Escritor. Autor de Mi libro enterrado (2013, Mansalva), El estilo de los otros (2015, Ediciones UDP) y Un hombre entre paréntesis (2019, Ediciones UDP). En 2017 fue escogido por el Hay Festival como parte del grupo Bogotá 39, que reúne a los mejores escritores de América Latina menores de cuarenta años.

Comenta