Aumento de la población en edad de trabajar dificulta volver a la tasa de empleo prepandemia

Ley de Protección al Empleo

Si bien desde el punto más bajo de la crisis se han recuperado poco más de 1,3 millones de empleo, lo que significaría que restan 607 mil plazas laborales para volver a recuperar lo perdido, debido al aumento de la población que puede trabajar se requieren otros 275 mil nuevos puestos de trabajo para llegar a niveles de ocupación precrisis.




El mercado laboral mostró nuevas señales de recuperación. De acuerdo al Instituto Nacional de Estadísticas (INE) en el trimestre agosto-octubre se crearon 86.695 puestos de trabajo en comparación al trimestre anterior y ajustado por estacionalidad. En la serie original, en tanto, la creación de empleo es de 111.271. Con esto se completan cuatro meses consecutivos de creación de empleo.

Desde el peor momento de la crisis, en julio de 2020, se llegaron a perder casi 2 millones de puestos de trabajo en relación a los datos de febrero del mismo año. Y ahora con las cifras del INE se han recuperado poco más de 1.392. 999 plazas laborales, lo que se traduce en que se han recuperado el 71% de lo perdido.

Así, según se desprende de las cifras del INE, faltan por recuperar 607 mil empleos para llegar al mismo número absoluto de empleos pre-pandemia. Sin embargo, el director del Centro de Encuestas y Estudios Longitudinales, David Bravo, indica que a febrero de 2022 habrán pasado 2 años y la población en edad de trabajar habrá aumentado en 472 mil personas, por lo que para tener la misma tasa de ocupación pre-pandemia (58,2%), se requiere aumentar otros 275 mil empleos.

Por ello, el informe menciona que el énfasis debe estar puesto en mirar el análisis complejo del empleo y su recuperación y cambiar el foco para actualizar las cifras a la personas que se están integrando al mercado laboral.

Los sectores más afectados

En el informe realizado por Bravo detalla cuáles es la caracterización de los más afectados por la crisis. De acuerdo al documento, se muestra que las mujeres tuvieron una merma de 24% frente a un 20% de los hombres. Ahora bien, por categoría, en los informales se desplomó 40% y en los formales 15%.

Asimismo, según el análisis de Bravo, la caída fue ligeramente menor en inmigrantes (-19%) y mientras que en los nacionales cayó 22%. Por otra parte, fue sustantivamente mayor en jóvenes con un desplome de 48% y en personas mayores con -47%. Muestra también que la caída en el empleo fue sustantivamente mayor en las personas de menor educación.

Por oficio las caídas son pequeñas en los grupos gerenciales, profesionales y personal de apoyo administrativo. Las caídas mayores se presentan en oficios elementales, agricultores y vendedores.

Qué pasó en el trimestre

Los ocupados tuvieron un aumento de 10,3%, incididos tanto por los hombres (9,2%) como por las mujeres (11,9%). Por su parte, el segmento de ocupados ausentes (que representó el 6,6% del total de ocupados), disminuyó 37,4%, equivalente a 335.143 personas.

La expansión de los ocupados fue influida por comercio (14,2%), construcción (31,8%) y alojamiento y servicio de comidas (52,0%). En tanto, por categoría ocupacional, los principales aumentos se presentaron en trabajadores por cuenta propia (23,7%) y asalariados formales (6,3%).

En cuanto a la tasa de desempleo, el ente estadístistico indicó que la tasa de desocupación fue de 8,1%. La cifra significó un descenso de 3,5 puntos porcentuales (pp.) en doce meses, producto del alza de la fuerza de trabajo (6,1%), menor a la presentada por los ocupados (10,3%) y a la disminución de 26,0% en los desocupados, incididos únicamente por los cesantes (-28,1%).

La tasa de ocupación informal se situó en 27,9%, creciendo 2,8 pp. en doce meses. Asimismo, los ocupados informales aumentaron 22,6%, incididos tanto por los hombres (20,1%) como por las mujeres (26,1%), y por trabajadores por cuenta propia (35,4%).

De acuerdo al análisis del INE, en la Región Metropolitana, la tasa de desocupación del trimestre agosto-octubre de 2021 alcanzó 9%, registrando una disminución de 3,7 pp. en doce meses, producto del alza de 6,9% de la fuerza de trabajo, inferior en magnitud a la variación alcanzada por los ocupados (11,4%). Por su parte, los desocupados se contrajeron 24,1%, incididos exclusivamente por los cesantes.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.