Desde la dolarización, Ecuador solo sabe de crecimiento

El PIB de ese país ha mostrado una trayectoria evidentemente alcista, incluso después de un proceso constitucional. El crecimiento, eso sí, se enfrió en los últimos años.




Tal como Perú, Ecuador atraviesa una coyuntura muy particular, marcada por los coletazos del coronavirus (inicialmente fue uno de los países más golpeados de la región) y las recientes elecciones presidenciales. Los comicios fueron el domingo y resultó ganador Guillermo Lasso, un exbanquero considerado pro mercado.

Y no tendrá para nada una tarea sencilla. Al margen del debate político, Lasso tendrá la misión de levantar la economía de su país que se contrajo un 7,8% en 2020, producto de la crisis sanitaria. Y la salud es parte importante de su gestión inicial ya que el presidente electo prometió vacunar a 9 millones de personas en sus primeros 100 días de gobierno.

La economía ecuatoriana está dolarizada desde 2000 y desde ahí el Producto Interno Bruto ha crecido casi de manera ininterrumpida. Además, debió enfrentar un cambio constitucional en 2006, proceso que no evitó que mantuviera esa tendencia.

De acuerdo al Banco Mundial, el PIB de Ecuador a principios de la década (a precios actuales) era de poco más de US$ 18.000 millones y desde 2017 supera los US$ 100.000 millones, aunque ha mostrado signos de enfriamiento.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.