Deuda china en renmimbi: un activo antifrágil

"Un inminente default de Evergrande no solo afectaría al sector corporativo chino y a las compañías del sector inmobiliario que se encuentren con una abultada deuda, sino que también podría haber un efecto indirecto frente a la exposición de los bancos al sector inmobiliario y a Evergrande, que es bastante significativa."




Durante los últimos meses hemos observado volatilidad en los mercados, especialmente en China debido a las mayores regulaciones impuestas por el gobierno a las empresas tecnológicas y a compañías del sector educación. Esto ha llevado a los inversionistas a esperar mayores regulaciones en el futuro, afectando de esta forma el precio de los activos. A esto se suman las medidas que el gobierno de Xi Jinping ha llevado a cabo para controlar los precios de las viviendas y limitar el endeudamiento de las inmobiliarias. Evergrande ha sido una de las compañías más afectada por estas últimas medidas debido a su excesivo endeudamiento y los problemas de liquidez que tienen para enfrentar sus vencimientos de corto plazo.

Un inminente default de Evergrande no solo afectaría al sector corporativo chino y a las compañías del sector inmobiliario que se encuentren con una abultada deuda, sino que también podría haber un efecto indirecto frente a la exposición de los bancos al sector inmobiliario y a Evergrande, que es bastante significativa. Sin embargo, dada las buenas garantías que tienen los créditos bancarios al sector inmobiliario (reflejado en los bajos niveles del ratio deuda/garantía), junto con que el regulador chino ha orientado cada vez más a los bancos a reducir y gestionar las exposiciones al sector inmobiliario, consideramos que un potencial default de Evergrande podría ser manejado de buena manera por el sistema bancario chino, lo que limitaría su impacto en los mercados.

En ese contexto, dada la importancia que creemos que tiene estar invertido en China y en el mercado emergente asiático en general, un camino para hacerlo es a través de la deuda china en renminbi. En primer lugar, el Banco Central chino (PBoC) ha comenzado a flexibilizar su política monetaria debido a datos macroeconómicos más débiles mediante el recorte de las tasas de reservas: en los últimos tres meses la pendiente de la estructura de tasas ha disminuido, señal que el mercado está considerando que la política monetaria se mantendrá flexible para el futuro.

En segundo lugar, destacamos que China ha hecho reformas para incentivar la inversión de bonos en su mercado local por parte de inversionistas extranjeros, sobre todo destacando el programa “Bond Connect”, el cual consideramos que le ha entregado un fuerte apoyo a la renta fija en moneda local: en los últimos doce meses, la tenencia de bonos por parte de inversionistas internacionales ha aumentado cerca de un 57%. Esto, junto a la inclusión de bonos chinos en los principales índices de renta fija global, consideramos que le entregan un soporte no solo a la moneda, sino que también a su mercado de bonos locales.

Edificio de los cuarteles generales de China Evergrande Group, en Shenzhen.

A pesar del ruido en el mercado, los fundamentos para invertir en esta clase de activo siguen presentes: (i) agregar bonos en renminbi (RMB) agrega diversificación al portafolio, gracias a su baja correlación con el mercado de bonos globales, lo que lo lleva a ser considerado como un activo anti-frágil, (ii) curva de tasas con rendimientos reales positivos, (iii) soporte del gobierno chino a la inversión extranjera en el mercado de bonos en renminbi local, (iv) inclusión a índices globales de renta fija y (v) aumento creciente en el uso del RMB en las transacciones financieras globales y como moneda de reserva.

* El autor es Gerente de Fondos Internacionales de LarrainVial Asset Management

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.