Dreams y Enjoy llevan su fusión a la FNE: están dispuestas a vender casino de Rinconada

28.02.2012 Fotografias de Interior de Casino Enjoy de Santiago y restoran , Platos y sala de Juegos . Fotos: Patricio Fuentes Y. - La Tercera

Los abogados de ambas empresas -los estudios Claro & Cia. y Pellegrini & Rencoret- presentaron la operación esta semana a la Fiscalía Nacional Económica. Los socios pactaron que, si el organismo lo solicita, podrán desinvertir en alguna sala de juegos. Así lo definieron en el acuerdo de fusión. La plaza de Rinconada es la candidata.


Rápidamente se cumplen las etapas. Tras sellar a mediados de enero el acuerdo de fusión y realizar a fines de ese mes las respectivas juntas de accionistas que aprobaron su integración en una sola empresa, las dos mayores cadenas de casinos locales, Enjoy y Dreams, presentaron esta semana la operación de concentración al análisis de la Fiscalía Nacional Económica (FNE).

La operación creará el mayor actor del mercado y debe ser analizada por la FNE. Los accionistas de Dreams -la familia Fischer- controlarán la nueva empresa con el 64,02% de la propiedad de la empresa fusionada, mientras los socios de Enjoy -hoy dominada por sus exacreedores- poseerán el restante 35,98% de las acciones. Los socios de las dos empresas aprobaron el viernes 28 de enero la fusión en sus reuniones ampliadas. Tres semanas después, el martes de esta semana, los abogados de ambas partes ingresaron una presentación conjunta a la FNE, la que venían trabajando desde hace semanas.

Para ello, las dos empresas contrataron a dos estudios de abogados. Mientras Dreams es asesorado por Pellegrini & Rencoret, estudio que también se acaba de sumar a la defensa de otra operación similar, la de las isapres Colmena y Nueva Masvida; Enjoy trabaja con Claro & Cia., uno de los mayores bufetes corporativos del país.

Como la fusión unirá a dos actores que representaban en 2019, el año previo a la pandemia, el 76,4% de los ingresos brutos que reportó toda la industria y el 58% de los permisos de operación, la operación debe ser revisada obligatoriamente por la FNE. La premura de la presentación busca acelerar al máximo la operación, asumiendo que el análisis de la autoridad antimonopolios podría tardar casi todo el año. La última gran operación de concentración analizada, que además rechazó, tardó 10 meses: Colmena y Masvida ingresaron en abril su fusión y la FNE se pronunció recién en febrero pasado.

Tras la presentación de esta semana, la Fiscalía debe abrir una investigación y tras ese procedimiento formal tendrá 30 días hábiles para pronunciarse. Sin embargo, igual que en Colmena-Masvida, puede abrir la denominada fase dos, que extiende ese plazo en otros 90 días y permite consultar a otros interesados en la operación su opinión.

El accionista de Enjoy, Guillermo Bustamante, preguntó la semana pasada en la junta si la empresa tenía alguna certeza de la aprobación por la parte de la Fiscalía Económica. “Existe bastante confianza en el proceso que viene hacia adelante, tenemos asesores de gran calidad”, respondió su presidente, Henry Comber.

El futuro de Rinconada

La fusión otorgará a Enjoy y Dreams quince plazas de juego en todo Chile. Diez de ellas son permisos de operación y activo en Antofagasta, San Antonio, Rinconada, San Francisco de Mostazal, Los Ángeles, Temuco, Valdivia, Castro, Coyhaique y Punta Arenas. A ellos se suman cinco licencias municipales en Iquique, Coquimbo, Viña del Mar, Pucón y Puerto Varas.

En defensa de su integración, ambas empresas han sostenido que las plazas de casinos de juego son monopolios legales -solo hay un permiso por región- que no compiten entre sí. El casino de Antofagasta, por ejemplo, no disputa la clientela de Rinconada o de Valdivia.

Además, sostienen que la ley limita sus precios: no pueden retener para sí como ganancias más del 15% de los dineros que los clientes utilicen en sus máquinas de azar. El 85% restante deben restituirlo a los apostadores. En el caso de Enjoy y Dreams, las cifras de retención rondan el 6% y 7% y creen que la FNE podría pedir mantener los niveles previos a la integración.

Por último, las empresas dominantes sostienen en su favor que la competencia de las casas de apuestas online les ha arrebatado buenas cuotas de mercado, sobre todo durante la pandemia.

La discusión que sí o sí se abrirá es la venta de alguna de las quince plazas en Chile. El propio fiscal Ricardo Riesco, en el caso de Colmena y Masvida, planteó que, en fusiones de competidores cercanos, con riesgos horizontales y en mercados con barreras a la entrada, la medida de mitigación más idónea y proporcional es la “desinversión de activos”.

Dreams y Enjoy lo saben y están disponibles para ello. Aunque en la presentación que ingresaron esta semana a la FNE no ofrecieron formalmente aquello, ya lo tienen previsto y así lo habrían explicitado a la autoridad. En el acuerdo de fusión firmado en enero, dicen fuentes ligadas al negocio, ambas partes ya pactaron que, en caso de ser necesario, estaban dispuestas a deshacerse de un activo: el casino de Rinconada de Los Andes.

La misma FNE, en un análisis anterior, había marcado la superposición de ese casino, ubicado a 66 kilómetros de Santiago, hoy de Enjoy; con Monticello, de Dreams, a 58 kilómetros y 48 minutos de la capital. Santiago aportaba más del 80% de los clientes del de Rinconada, según la FNE. La inclinación de Enjoy y Dreams sería deshacerse de Rinconada, pero creen que aquello tampoco debería ser obligatorio. A la reciente licitación para renovar licencias, en ambas plazas llegó un solo interesado: el mismo operador actual. No hubo interés de otros competidores por desafiar su negocio.

A la superposición de Rinconada y Viña se suman otros dos casinos cercanos: Viña del Mar, a 126 kilómetros de Santiago, y San Antonio, a 113 kilómetros. En el primer caso, entre el 20% y 40% de sus clientes eran aportados, antes de la pandemia, por la capital. Sin embargo, la FNE había considerado antes, y por lo mismo, que los cuatro casinos no formaban parte de un mismo mercado. Ahora, sin embargo, formarán parte de un mismo grupo operador.

A octubre de 2021, según los estados financieros de la fusión que analizó el perito David Jana, exbanquero de inversión y ex gerente de finanzas de Enap, Dreams registró ingresos por $ 100.996 millones; más que los $ 79.003 millones de Enjoy. La primera, sin embargo, solo perdió $ 9.693 millones en los primeros diez meses del año, contra los $ 71.210 millones de Enjoy.

La fusión también consolidará ocho operaciones de casinos en Perú, una licencia en Panamá, otra en Uruguay, otra en Mendoza y una última en Cartagena de Indias, Colombia.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Quay Quarter Tower, un edificio de 59 pisos, fue construido sobre otro edificio de la década de los 70, manteniendo el 90% del núcleo y un 65% de la estructura.