Gerente general de EFE: “El ferrocarril puede tener un impacto muy significativo en la economía del país, por hacer la cadena logística más eficiente”

27/01/2021 PATRICIO PEREZ, GERENTE GENERAL DE LA EMPRESA DE FERROCARRILES DEL ESTADO (EFE) EN ENTREVISTA PARA DIARIO LA TERCERA. FOTO: DANIEL ARAYA

Patricio Pérez dijo además que el bono a 40 años que colocó la empresa "nos permite darle continuidad a la cartera de proyectos". Precisó que en julio y agosto de este año "estamos 2,5% arriba con respecto a los mismos meses del año pasado. Se empieza a ver esa curva de recuperación. Donde se ve más retraso en la recuperación de demanda es en Valparaíso y Concepción”.




La cadena logística ha estado en aprietos en los últimos meses. El boom del consumo, junto a restricciones sanitarias, han puesto bajo presión al suministro global, con un impacto que también se ha dejado sentir en Chile. En el caso del transporte terrestre local, este se ha visto afectado por un turno menos desde el estallido social, mientras que las marejadas y la actual ley de cabotaje han dificultado el panorama del transporte marítimo.

En medio de este escenario, Pulso TV habló con el gerente general de EFE, Patricio Pérez, quien indicó que el ferrocarril puede jugar un papel preponderante para hacer más eficiente la cadena logística del país.

“Estamos en una época muy especial. Hay muchas cosas que las estamos asociando a la pandemia, pero hay otras que van a ser más estructurales. El cambio climático, a propósito de las marejadas, es un elemento que genera muchas incertezas. Lo que viene pasando y tiene un impacto significativo en el transporte, es que la volatilidad de los escenarios y cómo operar requiere de una capacidad de adaptación muy importante. Exige que todos los actores vayamos reaccionando muy rápidamente a cómo adecuarnos a esa circunstancia. Efectivamente, en el ámbito de toda esta asimetría y no disponibilidad de contenedores, claramente creemos que hay una oportunidad que el ferrocarril podría tomar y aportar en ese circuito”, sostuvo Pérez.

Y agregó que “nuestra visión es que el ferrocarril puede tener un impacto muy significativo en la eficiencia y en la economía del país, por hacer la cadena logística más eficiente, y por eso estamos trabajando con los actores finales. Nos estamos acercando más a los clientes finales, para poder anticiparnos a los proyectos y a la resolución de necesidades de la logística. También los puertos son un tremendo actor. En el caso de Valparaíso, hemos estado haciendo unas pruebas, para recuperar ciertas operaciones durante la noche por la vía férrea. En San Antonio tenemos un proyecto. Tenemos también iniciativas privadas que están en Talcahuano, Concepción, que con todo ese sistema portuario buscan adaptarse a los cambios que se están provocando. Estamos hablando de un ambiente que requiere una capacidad de articulación muy significativa. Eso lo entendemos y estamos muy en esa línea aportando con lo que podemos hacer”.

Por otro lado, enfatizó que la empresa se ha podido adaptar al escenario de la pandemia para poder seguir operando.

“Evidentemente todos nos hemos adaptado. Las dos empresas privadas y nosotros tuvimos muchos protocolos. Nuestros equipos son muy sensibles. Nuestra área de control de tráfico es un núcleo muy sensible, si uno tiene contagios y no lo administra bien puede terminar generando un punto crítico, donde tiene una afectación en la operación. Los operadores ferroviarios tuvieron que adaptarse a toda esa dinámica que se generó producto de la pandemia y, en general, se administró relativamente bien. En relación a los puertos se puede mejorar, pero en general se logró un muy buen desempeño para que toda la logística asociada al ferrocarril lograra tener un buen despliegue durante el año pasado y este año. Eso quizás muestra los crecimientos que se han venido dando, pero sin duda hay un espacio por mejorar”, explicó.

Resultados y nuevos proyectos

Hace solo unos días, el gobierno dio el vamos al inicio de las obras del tren Santiago-Melipilla, el que estaría operativo en 2026. Se trata de un proyecto que permitirá reducir de forma considerable los tiempos de viaje de los habitantes de ocho comunas de la Región Metropolitana. Esta es una de las tantas iniciativas que tiene en carpeta EFE para los próximos años. En 2020 la empresa estatal sobrepasó los US$200 millones en inversiones. Este año esperan superar los US$300 y duplicar dicha cifra en 2022.

Con todo, este 2021 sería otro ejercicio de pérdidas para la compañía, pero esperan una cifra menos abultada que los $34 mil millones que tuvieron el año pasado, en medio de la pandemia.

“Hoy EFE está trabajando en tres macro objetivos. Uno es que todas nuestras operaciones se vayan moviendo a un nivel de excelencia operacional y de servicio altísimo. El segundo eje es cómo desplegamos todo este portafolio de proyectos para triplicar el volumen de pasajeros y duplicar la carga. Nuestro tercer eje es la sostenibilidad financiera. Cómo rompemos ese ciclo de déficit operacional de la empresa. Que sea capaz de cubrir sus costos y gastos operacionales. El año pasado hubo $34 mil millones de pérdidas, fueron $10 mil millones más de lo que esperábamos, habiendo perdido $29 mil millones de ingresos... Esperamos que (2021) sea mejor que el año pasado, y que siga la recuperación. Nos hemos venido adaptando con muchos planes de eficiencia. Todos nuestros planes han ido ejecutándose y los proyectos se han seguido desarrollando”, dijo Pérez.

La pérdida de ingresos que experimentó la firma en 2020 se explica, en parte, por una importante caída en el flujo de pasajeros, que supone más del 65% de los ingresos de la empresa, debido a las restricciones de movilidad que impuso la pandemia. En 2019 la empresa transportó a 52 millones de pasajeros y en 2020 a 23 millones, una baja de 55%. De hecho, junio y julio fueron los meses más afectados por la menor demanda, mientras que el transporte de carga iba al alza, con un repunte cercano al 15%, siendo algo que permitió compensar el otro retroceso.

“Ha sido una época muy desafiante. Las empresas de transporte en particular, debido a la reducción de la movilidad, son de las industrias más afectadas. En el ámbito de pasajeros tuvimos una caída en la demanda de un 80% en los meses de junio y julio. En cuanto a la carga a diferencia de pasajeros, los dos operadores privados que operan en nuestra red crecieron en los volúmenes de carga. Para nosotros uno de los fenómenos más desafiantes y que nos permitió sacar lo mejor de la empresa adelante, fue que a pesar de la pandemia y las restricciones logramos enfrentar el año asegurando que nuestras operaciones se mantuvieran continuas... Logramos mantener los servicios de carga operando sobre nuestra red y creciendo respecto a los años previos”, aseguró.

Además, la empresa adoptó otras medidas, para afrontar una menor demanda de pasajeros.

“Fuimos capaces de reaccionar con un plan muy agresivo, es decir, muy involucrado por cada una de las personas del equipo, donde hicimos un plan muy riguroso de contención de costos, de revisión de contratos, y eso nos permitió mitigar de forma muy significativa esta reducción de ingresos y, por tanto, impactar lo menos posible nuestros resultados. Tuvimos del orden de $10 mil millones menos (de ingresos) de lo previsto”, dijo.

Actualmente la demanda de pasajeros aún sigue por debajo de un año normal, y desde la empresa dicen que “seguimos trabajando. La pandemia es una variable que no podemos controlar. En el ámbito de pasajeros si comparamos el primer semestre tuvimos una caída de 8% en el volumen de pasajeros con respecto a 2020. Si bien en 2020 hubo una caída muy significativa en mayo, junio y julio, los tres primeros meses fueron normales. En julio y agosto de este año estamos 2,5% arriba con respecto a los mismos meses del año pasado. Se empieza a ver esa curva de recuperación. Donde se ve más retraso en la recuperación de demanda es en Valparaíso y Concepción”.

De modo de seguir ejecutando los proyectos de la compañía, la semana pasada EFE levantó recursos por US$500 millones en mercados internacionales, para triplicar el número de pasajeros transportados y duplicar el transporte de carga a 2027.

El Estado tenía que abocarse a nuevos desafíos y lo que hicimos es que a mitad del año pasado el Estado iba a orientar recursos hacia otros focos. Empezamos a trabajar en abril una estrategia de financiamiento que permitiera que no se detuvieran nuestros proyectos, que es nuestro programa “Chile sobre rieles”. El año pasado hicimos una emisión de un bono internacional a 30 años de US$500 millones y esta semana a 40 años por otros US$500 millones y eso nos permite darle continuidad a la cartera de proyectos”, concluyó Pérez.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.