Presidente del Banco de la Reserva Federal de San Luis se inclina hacia otra alza de tasas

FILE PHOTO: St. Louis Fed President James Bullard speaks about the U.S. economy during an interview in New York

Presidente del Banco de la Reserva Federal de San Luis, James Bullard

“Me inclinaba hacia los 75 puntos básicos y el informe laboral fue razonablemente bueno el viernes pasado”, dijo James Bullard.


El presidente del Banco de la Reserva Federal de San Luis, James Bullard, dice que es cada vez más partidario de un tercer aumento consecutivo de la tasa de interés de 75 puntos básicos y que Wall Street subestima la probabilidad de que la Fed mantenga las tasas en niveles más altos el próximo año.

“Me inclinaba hacia los 75 puntos básicos y el informe laboral fue razonablemente bueno el viernes pasado”, dijo Bullard en una entrevista con Bloomberg News. Si bien el índice de precios al consumidor podría reflejar un progreso cuando se informe la próxima semana, “no dejaría que una sola serie de datos dicte lo que vamos a hacer en esta reunión. Así que me inclino más fuertemente hacia los 75 puntos básicos en este momento”.

Los funcionarios se reunirán el 20 y 21 de septiembre. Los inversionistas prevén otro gran movimiento, luego de aumentos de 75 puntos básicos en junio y julio, después de que el presidente de la Fed, Jerome Powell, enfatizara el jueves que no retrocederán en la lucha contra la inflación, que se acerca a un máximo de 40 años.

Esos comentarios reforzaron su mensaje del 26 de agosto en el retiro anual de la Fed en Jackson Hole, Wyoming, que despejó las dudas de que la Fed tenga la determinación de desacelerar la economía para que aumente el desempleo. Ha sido respaldado por una serie de otros funcionarios de tono suave y duro del banco central estadounidense.

Bullard repitió que estaba a favor de que la tasa meta de la Fed se ubicara entre el 3,75% y el 4% para fin de año y no ha decidido qué senda preferiría para 2023. Pero comentó que el descuento de los mercados de los potenciales recortes de tasas para el segundo semestre de 2024 podría estar juzgando mal cuán complicado es el tema de la alta inflación, y la promesa de la Fed de reducirla a su objetivo del 2%.

Los banqueros centrales de Estados Unidos suben las tasas de interés rápidamente después de haber respondido con lentitud cuando las presiones sobre los precios comenzaron a salirse de control. Powell ha mantenido abierta la opción para otro movimiento de 75 puntos básicos este mes y ha dicho que la decisión depende de la “totalidad” de los datos entrantes.

Evidencia relevante saldrá el martes con la publicación del IPC de agosto.

Bullard dijo que un informe de inflación más bajo sería bienvenido, aunque no decisivo para la política monetaria a corto plazo. Se prevé que el IPC disminuya un 0,1% en el mes, mientras que una medida central que excluye los precios de los alimentos y la energía podría haber subido un 0,3%, según economistas encuestados por Bloomberg.

Si bien algunos economistas se sintieron alentados por el hecho de que el mercado laboral podría estar mostrando signos de progreso con un aumento en la participación el mes pasado, Bullard señaló que la tendencia en la participación durante dos décadas ha sido menor y que agosto podría haberse visto afectado por el ajuste estacional de los datos por el regreso de los estudiantes a su entorno académico.

Bullard dijo que se reuniría con asesores antes de decidir su pronóstico para las tasas de interés de 2023 como parte de las proyecciones trimestrales de la Fed, que se actualizarán este mes, pero dijo que tenía la esperanza de que la fase de recuperación de la política habría terminado para entonces.

Sigue en Pulso

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Una manzana sin pelar contiene más vitamina C, vitamina K, calcio, potasio y fibra que una pelada.