Renta fija: dónde buscar retornos frente al proceso inflacionario y a las alzas de tasas a nivel global

Banco Central consideró la opción de aplicar un alza aún mayor en la tasa de interés en su última reunión

Los economistas apuestan por los papeles en UF de corto y mediano plazo, pero también ven espacios para los títulos nominales en el futuro.




El alza de 75 puntos básicos en la tasa de interés por parte de la Reserva Federal (Fed) de EE.UU. fue la mayor desde 1994. Y es que el avance de la inflación a nivel global no se detiene, impulsada en parte por los estímulos entregados por las economías para palear las consecuencias del Covid, pero incrementada además por el conflicto entre Ucrania y Rusia y los efectos que ha tenido sobre la materias primas, en particular sobre el petróleo.

En ese marco, la Fed no ha sido, ni de cerca, la única autoridad monetaria que ha elevado los tipos de interés. El miércoles pasado el Banco Central Europeo celebró una reunión de emergencia para discutir la reciente presión en los mercados de bonos, especialmente de Italia y España, pero ya la semana previa había elevado las tasas en 25 puntos básicos luego de 11 años. El jueves, a su vez, se vieron acciones similares de parte de los bancos centrales de Suiza, Reino Unido y Argentina.

Y así como a nivel mundial dichas entidades están luchando para contener la inflación, en Chile el organismo comandado por Rosanna Costa ya ha subido la tasa hasta un 9%.

Tal escenario es complejo para los inversionistas, que buscan proteger sus activos de la inflación. Frente a ello, en el mercado la respuesta sigue siendo invertir en papeles de corto plazo indexados, es decir, en UF.

Así, en su último informe de Renta Fija, Bice Inversiones sostiene que las tasas de bonos de instrumentos en pesos mostraron incrementos en torno a los 12 puntos base, mientras las tasas de mayores plazo de instrumentos indexados a la inflación mostraron caídas, ante perspectivas de menor dinamismo de la economía local. En tanto, se observaron alzas acotadas en los spreads para todas las calificaciones de riesgo. Lo anterior, con excepción de la de menor calificación de riesgo (BBB), que tiene un incremento más relevante, de 40 puntos base.

Con esto, el banco de inversión comenta que “las tasas de corto plazo tendrían espacios de alza, ante el contexto de alzas en la TPM (Tasa de Política Monetaria) más rápidas debido a una mayor inflación. Así, mantenemos nuestra preferencia por los bonos en UF de plazos medios en la renta fija local”.

Guillermo Kautz, gerente de renta fija de MBI AGF, señala que “las tasas mas altas a nivel mundial son un desafío adicional para las curvas locales”, por lo que “seguimos pensando que en la renta fija local es mejor estar invertido en la parte corta (duraciones hasta 4 años), pues la curva en UF tiene una excelente relación riesgo retorno, además de proteger de las inflaciones de corto plazo que han ido sorprendiendo consistentemente al alza”.

Por su parte, Martina Ogaz, economista de EuroAmerica, plantea que “en particular en Chile, la renta fija ha comenzado a internalizar el momento en el cual la TPM ya alcanzaría su máximo, lo cual sucedería durante el tercer trimestre del año. Lo anterior deja bastante espacio para una corrección a la baja en tasas nominales, las que han estado bastante castigadas por la serie de retiros de las AFP y en lo último, por el proceso de alza de tasas por parte del BCCh. Por el lado de la curva en UF, creemos que se mantiene el premio por riesgo inflacionario”.

En tanto, Luis Flores, gerente general de STF Capital, explica que en estos momentos la lógica debiera indicar entrar en papeles en UF de corto plazo que son más rentables, pues las curvas largas tienen implícita una reducción de la inflación tras las alzas de tasas. A eso se suma, dice Flores, que “la inflación también seguirá alta en corto plazo, por lo que la renta fija indexada a inflación es buena para aprovechar este proceso en el corto plazo”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.