Super de Pensiones defiende eliminación de las AFP: “Es más barato y eficiente que una sola entidad recaude en lugar de que lo hagan siete”

Osvaldo Macías aseguró que se mantendrá la participación del mundo privado mediante las funciones de inversión. Por lo mismo, señaló la autoridad señaló que el proyecto previsional “no es una reforma contra alguien en especial, sino para favorecer a las personas”.


Continúan los desencuentros a raíz de la reforma previsional. Tras los distintos cuestionamientos levantados desde las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) sobre la propuesta presentada por el gobierno, el superintendente de Pensiones, Osvaldo Macías Muñoz, aseguró que “no es una reforma contra alguien en especial, sino para favorecer a las personas”.

Lo anterior, pese a señalar que la eliminación de dichas entidades sería “la mejor fórmula posible para que sean las personas las que salgan beneficiadas”. La autoridad comentó en entrevista con Radio Pauta que la iniciativa busca la creación de una institución pública –el Administrador de Pensiones Autónomo (APA)–, que centralizaría las funciones de soporte –hoy asumidas por las AFP– y beneficiaría a los trabajadores.

Según explicó Macías, aun con la aparición del APA como actor, las inversiones quedarían radicadas en una entidad que puede ser pública o privada. “Este cambio se hace porque se ha visualizado que hay economías de escala importantes en la administración de las actividades de soporte, no las de inversiones. Entonces, es más barato y eficiente que una sola entidad recaude en lugar de que lo hagan siete”, afirmó.

En esta línea, el superintendente planteó que las ganancias que traería la concentración de funciones que pasan por recaudar y administrar los fondos, afiliar a las personas, informar, entre otras, serían traspasadas a los trabajadores mediante un servicio de menor costo.

Respondiendo al cuestionamiento del economista Klaus Schmidt-Hebbel, quien indicó que no hay pruebas que demuestren la eficiencia de una entidad pública como la que propone el gobierno, Osvaldo Macías dijo que es “una crítica atingente y hay que atenderla”. De todas formas, reafirmó que no se pretende estatizar las inversiones, y que por el lado de la entidad de soporte, esta estará obligada durante la puesta en marcha –que comprende un periodo de entre cinco y diez años– a licitar con privados.

“Se va a ir a buscar experiencia al mundo privado […] Aquí no es que se prescinda de los privados, lo que se hará es que habrá una estructura organizacional distinta que permita que los ahorros de costos que se pueden conseguir con la centralización pasen a los afiliados sin perder la calidad de la administración y servicio que se presta hoy”, sostuvo el superintendente de Pensiones.

Envejecimiento y beneficios

Uno de los puntos que preocupa de la reforma es la demografía chilena. Esto, ya que dentro del proyecto previsional se contempla un sistema de solidaridad intergeneracional e inquieta que la masa salarial joven no pueda sostener a una población mayor que apunta a ir en aumento. Según datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) de septiembre de 2022, Chile está en una etapa avanzada de envejecimiento y se espera que en 2050 las personas mayores de 60 años sean el 32,1% de la población.

Pese a esto, Osvaldo Macías indicó que el 6% se conforma por beneficios intrageneracionales, intergeneracionales y por el ahorro directo de las personas. “Es un componente nada más lo intergeneracional que, a través del tiempo, va a ir disminuyendo”, señaló.

A raíz de esto, el superintendente también se refirió al aumento gradual que se ha hecho en las edades de jubilación a nivel global, planteando que en el país se mantendrán los 60 años para las mujeres y 65 para los hombres pese al aumento en la esperanza de vida.

Según explicó Macías, “no es fácil que una persona de más de 60 años pueda encontrar trabajo. En algún momento eso va a ocurrir en nuestro país pero necesitamos que el mercado laboral acoja mejor a los adultos mayores”.

Con todo, aseguró que sí es un tema que se está abordando. De acuerdo a lo señalado por la autoridad, “lo que se está haciendo por ahora y que ya partió con el Pilar Solidario, luego con la PGU y ahora con los beneficios del 6% del Seguro Social es que todos los beneficios se entregan a los 65 años y no antes, de tal manera que ahí hay un incentivo a ir retrasando la edad de jubilación”.

Sigue también en Pulso

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Fue encontrada tallada en la pared de un foso de 10 metros de ancho en la Ciudad Vieja de Jerusalén.