Airbus enfrenta casi US$4 mil millones en multas por investigaciones de corrupción

Airbus

La investigación de corrupción ha sido una crisis de ebullición lenta para el fabricante de aviones europeo Airbus. FOTO: REGIS DUVIGNAU / REUTERS

Los acuerdos contractuales de los fabricantes de aviones europeos han sido investigados por Estados Unidos, Reino Unido y Francia.


Airbus acordó pagar multas de €3,6 mil millones (US$3,96 mil millones) para resolver las investigaciones de corrupción por parte de las autoridades de EEUU, Reino Unido y Francia en sus contratos, levantando una nube reputacional y legal que ha permanecido sobre la compañía durante años.

El fabricante de aviones europeo dijo que había llegado a un acuerdo con los fiscales en un fallo judicial preliminar en el Reino Unido el martes, allanando el camino para un llamado acuerdo de enjuiciamiento diferido, que permitiría a la compañía evitar cargos formales.

El acuerdo sigue sujeto a revisión por parte de los tribunales de cada jurisdicción, señaló Airbus, con audiencias previstas para el 31 de enero. Con la aprobación, las sanciones se registrarán como una disposición en las cuentas financieras de la compañía para 2019.

La resolución del problema se produce aproximadamente cuatro años después de que Airbus anunciara por primera vez que estaba bajo investigación por utilizar consultores externos sospechosos de pagar sobornos en nombre de la compañía para asegurar pedidos lucrativos para su avión.

Airbus afirmó en ese momento que llevó el asunto a los investigadores después de descubrir irregularidades en sus presentaciones de garantías de financiamiento respaldadas por el estado. Más tarde, el asunto quedó bajo la competencia del Departamento de Justicia de EEUU por inexactitudes en las divulgaciones relacionadas con la venta de equipos militares que incluían componentes fabricados en EEUU.

Las investigaciones resultantes se convirtieron en una crisis de ebullición lenta para Airbus, lo que llevó a una revisión de sus equipos de alta dirección y ventas. La compañía entregó millones de documentos a los investigadores y creó un nuevo sistema de ética y cumplimiento diseñado para prevenir futuras infracciones. También prohibió el uso de agentes de terceros y detuvo los contratos en curso, una medida que ha llevado a una serie de disputas legales.

En 2017, Rolls-Royce Holding PLC llegó a un acuerdo similar que requería que el fabricante de motores a reacción pagara £671 millones (US$874 millones) en multas a los investigadores del Reino Unido, EEUU y Brasil. Según el alcance de la investigación de Airbus, la multa del fabricante de aviones podría ser varias veces mayor.

Las acciones de Airbus cerraron el día con un alza de 1% después de haber subido bruscamente antes de las noticias del acuerdo.

El acuerdo le permite al presidente ejecutivo de Airbus, Guillaume Faury, quien asumió el cargo en abril, ir más allá de un problema que ocupó a su predecesor, Tom Enders. El nuevo equipo de gestión ahora puede centrarse más en el funcionamiento de la compañía en un momento en que su archirival Boeing Co. está sumido en la crisis por su avión 737 MAX.

La puesta a tierra del 737 MAX ha permitido a Airbus superar a Boeing como el mayor fabricante de aviones del mundo por entregas, una corona que ha perseguido durante años. A pesar de esa victoria, Airbus ha estado luchando contra sus propios problemas de producción en sus fábricas y entre sus proveedores. Eso le ha impedido aumentar las tasas de producción del A320neo, el principal competidor del MAX, y ganarse a los clientes de Boeing que piensan en abandonar los pedidos del avión accidentado.

La investigación de corrupción consumió gran parte del tiempo del Sr. Enders al final de su mandato como CEO de Airbus. Ayudó a supervisar una investigación interna sobre el uso de intermediarios y cambió las capas de gestión en un esfuerzo por asegurar un acuerdo con los fiscales internacionales.

Comenta