Bci: Mayores riesgos externos limitarían caída del dólar frente al peso chileno

dólar

Los analistas del banco advierten de un aumento en la correlación del peso chileno frente a factores externos.




La guerra comercial se ha convertido en un conflicto de avances y retrocesos, situación que durante agosto, incrementó la percepción de riesgos en los mercados del mundo. En ese contexto, Bci Estudios ajustó sus perspectivas para el tipo de cambio local: el dólar apuntará un retroceso de $16,8 de aquí a fin de año.

En su informe cambiario correspondiente a octubre, los analistas del banco detallan que los fundamentos económicos permitirán un retroceso del dólar hasta los $695 a finales de año.

Si bien Bci mantiene la tesis de una debilidad de la divisa norteamericana en lo que resta de 2019, el escenario base contempla un tipo de cambio $10 más alto de lo proyectado anteriormente. En su reporte correspondiente a septiembre, los analistas indicaron que el dólar finalizaría el año en los $685.

En tanto, Bci Estudios dejó sin cambios su estimación de $670 para finales de 2020, bajo un escenario de menor tensión entre Estados Unidos y China.

Las razones

Considerando el recrudecimiento de la guerra comercial durante agosto, el informe advierte de un incremento en la correlación del peso chileno hacia variables como precio del cobre y desempeño de monedas emergentes.

"El peso chileno da cuenta de los desarrollos globales y los mayores riesgos a las economías avanzadas y emergentes, y se deprecia con fuerza en agosto. Se advierte que la correlación en el precio del cobre se ha incrementado en los últimos años y en 2019 ya se ubica por sobre los movimientos históricos entre ambas variables", dice Bci Estudios.

En el plano regional, la incertidumbre por la situación que vive Argentina no se queda al margen. Si bien Bci destaca que la reorganización de deuda y las medidas de control cambiario han ayudado a contener la crisis de confianza, anticipan una importante volatilidad de cara a las elecciones presidenciales en octubre.

"Se advierten episodios de volatilidad y egreso de flujos para el mercado cambiario regional, en respuesta a los mayores riesgos provenientes desde Argentina y que podrían generar eventos de mayor tensión para las monedas de las economías de

América Latina", destaca el reporte.

A nivel global, el reporte puntualiza que en los últimos meses, la actividad industrial global se ha resentido con fuerza y las expectativas para el sector manufacturero se encuentran en niveles contractivos en economías industrializadas.

Y en medio de los temores por un menor dinamismo, Bci indica que los precios de los activos incorporan una probabilidad implícita de 38% de que EEUU entre en una recesión hacia 2020.

Confianza en el cobre

A pesar de que el cobre destaca entre las principales víctimas de los vaivenes de la guerra comercial, en Bci afirman que los fundamentos siguen siendo positivos.

"El precio del cobre se ha visto presionado a la baja, marcado por posiciones especulativas en contra de su precio y que han alcanzado niveles máximos de los últimos años. Los fundamentos del cobre, sin embargo, permanecen positivos, recogiendo los bajos niveles de inventario global, a pesar de algún incremento en el margen, y una demanda que se sostiene desde China", dice el informe.

De esta forma, el escenario base de Bci incorpora un precio del cobre en US$2,70 a fines de 2019 y en torno a us$2,85

hacia 2020, "sujeto a una reversión de las posiciones especulativas en respuesta a avances en las negociaciones comerciales entre China y EEUU".

La debilidad que proyecta Bci para el dólar hacia finales de año se sustenta además, en una moderación de los riesgos externos y un repunte de la actividad local en el segundo semestre.

"Sujeto a que se materialice un acuerdo parcial en las negociaciones comerciales entre EEUU y China. Una política

monetaria más expansiva por parte de los bancos centrales, en tanto, contribuiría a mejorar el sentimiento de mercado global, mientras que un repunte de la actividad económica local en el segundo semestre -y avance en las reformas

económicas-, serían recogidos favorablemente en el mercado cambiario", concluye el reporte.

Comenta