Cómo y por qué la familia Cueto podría perder el control de Latam Airlines con el ingreso de Delta

Delta ingresará a la propiedad de Latam a través de una OPA por hasta el 20%.

Delta ingresará a la propiedad de Latam a través de una OPA por hasta el 20%.

Los actuales controladores de la aerolínea participarán en la OPA mediante la que Delta adquirirá hasta el 20% de la propiedad. De vender más del 2,91%, la compañía quedaría sin un controlador claro en los términos establecidos en la Ley de Mercado de Valores.




El anuncio de que Delta Air Lines ingresará a la propiedad de Latam Airlines sorprendió al mercado. Y no solo porque la compañía nacional dejó atrás el Joint Business Agreement (JBA) que tenía con American Airlines, tras el fallo adverso de la Corte Suprema, sino que también porque la operación podría implicar que la familia Cueto pierda el control de la aerolínea luego de más de dos décadas.

El acuerdo amplio que firmaron ambas empresas, además de traducirse en una alianza estratégica que incluye una suma de US$350 millones para la implementación, implica el ingreso a la propiedad de Latam por parte de Delta a través de una Oferta Pública de Acciones (OPA).

Mediante esta transacción, la firma norteamericana podría adquirir hasta el 20% de la compañía local a un precio de US$16 por acción, lo que equivale a un premio de 80% en relación al cierre del jueves (US$9), día en que se anunció el acuerdo. De este modo, la participación que tendría Delta se valorizaría en cerca de US$1.900 millones y le dará derecho a tener miembros en el directorio.

Por su parte, desde Costa Verde Aeronáutica (CVA) –sociedad a través de la cual los Cueto controlan Latam- afirmaron que para facilitar el ingreso de Delta participarán en la OPA y venderán la prorrata de títulos que les corresponda.

"En esta nueva composición de accionistas de Latam Airlines, CVA seguiría siendo el mayor accionista de la compañía, y tiene la intención de mantenerse como un accionista relevante", enfatizaron. Hoy tienen el 27,91% de la propiedad.

A su vez, la OPA se declarará exitosa si Delta adquiere al menos el 15% de la propiedad. Como sea, la firma estadounidense no podrá superar el 20% de la propiedad, salvo que un accionista de Latam que tenga menos de ese porcentaje –como Qatar Airways, que tiene un 10% y ha manifestado intenciones de seguir aumentando- compre acciones adicionales que lo lleven a superar ese nivel. En ese escenario, Delta podría subir a un máximo de 24,99%.

Los escenarios que se abren

En ese contexto, si los Cueto llegaran a vender más de 2,91% de las acciones en la OPA, su participación bajaría del 25%, lo que les quitaría su condición de controlador de la compañía.

El artículo 97 de la Ley de Mercado de Valores establece que el controlador de una sociedad es toda persona o grupo de personas con acuerdo de actuación conjunta que, directamente o a través de otras personas naturales o jurídicas, participa en su propiedad y tiene poder para realizar dos tipos de actuaciones.

Una de ellas es asegurar la mayoría de votos en las juntas de accionistas (50%+1) y elegir a la mayoría de los directores tratándose de sociedades anónimas. La otra es influir decisivamente en la administración de la sociedad.

Sobre este último punto, el artículo 99 de esa ley consigna que "se entenderá que influye decisivamente en la administración o en la gestión de una sociedad toda persona, o grupo de personas con acuerdo de actuación conjunta, que, directamente o a través de otras personas naturales o jurídicas, controla al menos un 25% del capital con derecho a voto de la sociedad".

En ese contexto, en entrevista con Pulso, Ignacio Cueto, miembro de la familia controladora y presidente del directorio de la compañía, indicó que si Delta compra el 20% tiene derecho a poner dos directores, mientras que Costa Verde, que tiene cuatro, quedaría con tres.

[caption id="attachment_836917" align="aligncenter" width="640"]

Ignacio Cueto, socio y presidente del directorio de Latam Airlines.

Ignacio Cueto, socio y presidente del directorio de Latam Airlines.[/caption]

Pablo Solís, jefe de Renta Variable Institucional de Tanner Investments, pone paños fríos a la opción de que los Cueto puedan perder el control.

"No vemos riesgos en el corto plazo, salvo que ningún otro accionista actual venda en la oferta, y solo sea el controlador el vendedor. Si concurriese el 100% de los accionistas actuales, la familia Cueto iría a la OPA por un 20% de su participación controladora, equivalente a un 5,6%, por lo que quedaría con un 22,4%, y Delta con un 20%", explica.

Sin embargo, indica que la familia "perdería el control en casos extremos como por ejemplo que las Afp, con su porcentaje no concurran (22,7%), siendo los Cueto los más afectados".

Otros casos

En el caso de que la familia Cueto redujera su participación en menos de 25% dentro de Latam, éste no sería ni el primer ni único caso en Chile de una compañía sin un controlador claro.

Un ejemplo de lo anterior es Grupo Security, que en su memoria anual de 2018 describe que no tiene un controlador en los términos establecidos por el artículo 97 de la Ley de Mercado de Valores.

"Un grupo de accionistas, que representa en conjunto cerca de un 72,87% de la propiedad, es parte de un pacto de cesión de acciones y ha participado activamente en la administración desde su fundación, en 1991", detalla en el documento.

Otro caso es el de SQM. En diciembre del año pasado, la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) determinó que a raíz de la distribución y dispersión de la propiedad de la minera no metálica no existe un accionista o grupo de accionistas con un mismo controlador que pueda influir decisivamente en la administración de la compañía.

"Conforme a ello, y mientras ninguno de los accionistas pueda designar más de 3 directores en la Serie A de SQM, de manera de obtener una mayoría en el directorio, o mientras la CMF no determine algo distinto a este respecto, SQM no tiene controlador", estableció el regulador financiero.

Comenta