¿Es razonable pensar que dos tercios de las compañías no crean valor en Chile?


Es difícil sentarse a escribir una columna, y tratar de pensar en algún tema que no derive inevitablemente en el coronavirus y alguna de sus muchas aristas. Es más difícil aún, cuando uno lo hace desde “Home Office”, precisamente por el coronavirus. Dado que estamos en medio de esta coyuntura, todo tipo de proyecciones que uno hace son dinámicas y evolucionan día a día, en la medida que se van tomando nuevas medidas y/o bien levantando otras (como es el caso de China).

Lo cierto es que sí o sí tendremos un impacto sustantivo, a nivel global y también local, tanto en términos económicos como corporativos.

Con los datos que tenemos a la fecha, que tal como mencioné anteriormente va cambiando minuto a minuto, es prácticamente un hecho que el primero y especialmente el segundo trimestre de este año serán muy complejos y débiles en términos económicos, donde con altísima probabilidad tendremos contracción en el crecimiento de China (especialmente el 1T20, de hasta 9%), EEUU y Zona Euro (con mayor incidencia en el segundo trimestre, y que incluso podría implicar una contracción en el crecimiento anual), y no es descartable que en Chile también.

Los mercados, como siempre, reaccionan de manera inmediata, aún cuando los impactos en la economía se empezarán a conocer durante los próximos meses. Así, las tasas de los bonos a nivel global han mostrado caídas sustantivas, mientras que las plazas bursátiles globales las correcciones sólo en el mes de marzo son del orden de 20%/30% en promedio.

En el caso de Chile, las caídas también han sido pronunciadas. La bolsa acumula una baja de 30% en el año medido en pesos, la cual se acentúa a casi 40% al medirlo en dólares. Y eso se suma, a la caída de 8,5% del 2019 y de 8,3% el 2018. En otras palabras, si uno calcula desde el cierre del 2017, se ha destruido prácticamente la mitad del valor de las compañías locales.

Como estoy segura habrán leído o escuchado, la bolsa local está transando a múltiplos que no se veían hace rato. Uno de los múltiplos o ratios que mayor castigo está reflejando es el Bolsa/Libro, que muestra la relación existente entre el valor del patrimonio económico (aquel que el mercado le asigna a la compañía), respecto al valor contable (o libro) de dicho patrimonio.

En la actualidad, la relación Bolsa/Libro del Ipsa es menos a 1 vez, es decir, el valor que el mercado le asigna al patrimonio de las compañías es menor que el que tienen registrado a costo histórico en sus balances. Más aún, casi dos tercios de las acciones del Ipsa tienen un bolsa/Libro de una vez o menos. El fondo de la relación Bolsa/Libro es cuánto valor son capaces de crear las compañías (o mejor dicho cuánto valor percibe el mercado que crean las compañías) dado el patrimonio invertido.

Si bien coincidimos en que el coronavirus -y la situación local- tendrán un impacto significativo para la actividad económica global y nacional, derivando en menor crecimiento, el impacto es heterogéneo entre las distintas industrias.

Nuestra estimación, además, es que el impacto tenderá a ser transitorio, y a pesar de que tendremos un año 2020 con un nivel de crecimiento sumamente bajo, es difícil pensar que dos tercios de las compañías chilenas no sean capaces de crear valor por sobre su patrimonio.

Ciertamente los precios de las acciones responden hoy a un sentimiento de nerviosismo por parte de los mercados, y no necesariamente a los fundamentales, pero teniendo en cuenta un horizonte de inversión de mediano/largo plazo, estimamos que se presentan oportunidades interesantes de inversión.

Así, si bien esperamos que la volatilidad continúe en las próximas semanas, de la mano de la evolución del coronavirus y los mercados globales, estimamos que la bolsa local ha tenido una sobrerreacción que va más allá de sus fundamentales. En esta línea, y siempre dependiendo del perfil de riesgo y horizonte de inversión de cada cliente, vemos atractivas oportunidades de inversión en acciones (o sectores) que están sobrecastigadas en el escenario actual, tomando en consideración una recuperación en un horizonte de más largo plazo (1-2 años).

En términos de valor bolsa libro, casi dos tercios de las acciones del Ipsa se están transando bajo 1x. Dentro de éstas, consideramos que están sobrecastigadas aquellas con sólidos fundamentales, y que con alta probabilidad tenderán a recuperarse dentro de un horizonte de mediano-largo plazo. En este sentido, encontramos más atractivas aquellas ligadas al sector eléctrico, bancario (en particular Banco Santander y Chile), sector exportador (particularmente commodities, dado que China ya ha comenzado lentamente a normalizar sus operaciones), e inmobiliario comercial.

Pamela Auszenker, CFA

Subgerente Research y Estrategia

Bci Corredor de Bolsa

Comenta