Escenario favorable para el IPSA, Cobre y Peso en febrero

ipsa

Técnicamente el IPSA (4703 hoy) está recuperando desde un significativo soporte encontrado en el rango 4.491-4.410.



A pesar que el estallido social de octubre del 2019 arrastró a nuestro país hacia una mayor prima por riesgo y una confianza a mínimos históricos, las expectativas locales para el consumo y crecimiento para el presente año se mantienen positivas gracias a una mejora en las perspectivas globales, un peso más depreciado y una política fiscal que en adelante será expansiva. No obstante, la inversión sufrirá una contracción y el esperado crecimiento positivo estará sujeto a la evolución del proceso político interno.

Por su parte, a pesar de la recuperación que experimentaba el IPSA en agosto y septiembre del año pasado, gracias a una mejora en el conflicto comercial entre EEUU y China, la crisis social de octubre llevó al IPSA a perder todo recuperado, presionando al indicador a encontrar un nuevo mínimo y permitiendo así a compañías transar con valorizaciones muy atractivas relativo al mercado norte americano, y, en especial, las de baja capitalización, que cayeron mucho más que las compañías grandes.

Posterior a la reciente fuerte caída de los mercados de acciones globales, gatillado por la decisión de la organización mundial de salud de calificar la propagación del Corona Virus como una emergencia global, y que empujó nuevamente al IPSA retroceder cercano al mínimo experimentado en plena crisis social, estos últimos días las expectativas de un avance en lograr un antídoto, han devuelto el ánimo a los inversionistas, apoyando las ganancias en las acciones y el Cobre.

Técnicamente el IPSA (4703 hoy) está recuperando desde un significativo soporte encontrado en el rango 4.491-4.410, y, en adelante, podría profundizar su alza hacia los 4.883 y 5.002 puntos en 1 mes plazo por el favorable nuevo contexto descrito.

No obstante, cuando nos acerquemos al plebiscito constituyente a fines de abril, por ejemplo, en marzo e inicios de abril, el IPSA arriesgará nuevamente un retroceso hacia este mismo rango significativo en 4.491-4.410. Si en dicho retroceso, el índice logra sostenerse sobre este, o vuelve a posicionarse sobre el mismo con fuertes alzas y volúmenes que acompañen, sostendrá la posibilidad de reiniciar una recuperación.

En un contexto alcista para el índice, si sostiene su actual alza y rompe sobre 5.014, alcanzará el rango 5.119-5.193, y, de romper sobre 5.201, dejará de señalar una trayectoria de largo plazo bajista, entrando así en una nueva fase subyacente alcista.

El mayor riesgo para el IPSA se encuentra rompiendo bajo 4.332 y bajo 4.248, donde sería de esperar una profundización de su actual tendencia bajista iniciada en febrero del 2019, que, en el contexto actual, pareciera ser el escenario menos probable.

Con relación al Cobre (2,5985 libras hoy), de sostenerse las mejores perspectivas globales, en febrero podría profundizar su actual recuperación hacia 2,6885 libras en una o dos semanas plazo, y, en adelante, incluso alcanzar el rango 2,8149-2,8770, acercándose así a los niveles que indica su precio justo fundamental en 2,9 aproximadamente.

Finalmente, de mantenerse este mejor sentimiento, en adelante el par USDCLP podría profundizar su actual retroceso hacia el rango $750,50-$755, el nivel $742,50 e incluso $730 todos estos niveles significativos, desde donde es de esperar nuevas alzas a medida que nos acerquemos al proceso constituyente.

Comenta

Imperdibles