Gasto estadounidense en transporte con Uber y Lyft cae a medida que se propaga el coronavirus

Los estadounidenses gastaron un 21% menos en viajes en Uber en la semana que terminó el 16 de marzo en comparación con la semana anterior


El gasto nacional en servicios de transporte Uber Technologies Inc. y Lyft Inc. se hundió en EEUU en las últimas dos semanas a medida que un gran número de estadounidenses comenzó a trabajar desde casa, evitaron viajar y redujeron las reuniones sociales en un esfuerzo por contener la propagación del nuevo coronavirus.

Los consumidores estadounidenses gastaron un 21% menos en viajes en Uber en los siete días hasta el 16 de marzo en comparación con los siete días anteriores, según datos de la firma de investigación de mercado Edison Trends, que basó su análisis en parte en transacciones con tarjeta de crédito y débito. El gasto en viajes en Lyft disminuyó 19% durante el mismo período, mostraron los datos.

En las ocho semanas hasta el 2 de marzo, el gasto promedio semanal para los viajes en Uber y Lyft aumentó 3% y 4%, respectivamente. Uber y Lyft declinaron hacer comentarios. La primera muerte en los Estados Unidos relacionada con el coronavirus ocurrió el 29 de febrero.

Los datos de gastos subrayan los desafíos que enfrentan las compañías ya que algunas de sus ciudades más lucrativas imponen bloqueos. La caída precipitada se produjo incluso antes de que las autoridades locales en el área de San Francisco emitieran amplios mandatos de refugio en el lugar, ordenando a los residentes que eviten salidas no esenciales hasta al menos el 7 de abril. El alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, dijo el martes que los residentes allí también deben prepararse para tal posibilidad.

En California, hogar de Uber y Lyft, las personas gastaron un 27% menos en viajes para cada uno de sus servicios en los siete días hasta el 16 de marzo en comparación con los siete días anteriores. Para Uber, el servicio de transporte de pasajeros más grande del mundo, California representa el 9% de las reservas. También es un mercado principal para su rival Lyft.

El gasto en Nueva York, otro gran mercado, también cayó dramáticamente durante el mismo período, según Edison Trends. En el estado de Washington, donde se han registrado la mayoría de las muertes por el virus en Estados Unidos, el gasto semana tras semana ha estado en una espiral descendente durante al menos tres semanas, dijo el proveedor de datos.

La pandemia llega en un momento crítico para las nuevas empresas que pierden dinero y que han estado tratando de cambiar hacia un crecimiento rentable. El mes pasado, el presidente ejecutivo de Uber, Dara Khosrowshahi, dijo que esperaba que la compañía alcanzara una medida de rentabilidad en el cuarto trimestre de este año, un año antes de lo prometido anteriormente. Lyft ha dicho que alcanzará su hito de rentabilidad a fines del próximo año.

A principios de esta semana, Uber y Lyft dijeron que harían una pausa para ofrecer viajes compartidos. Las dos compañías de transporte, así como algunos servicios de entrega de alimentos, han discutido la creación de un fondo para compensar a los conductores afectados por el nuevo coronavirus.

Las acciones de Uber han caído más del 50% en el último mes debido a las preocupaciones de los inversionistas sobre el impacto del virus en las reservas y una disminución más amplia del mercado. Las acciones de Lyft cayeron casi un 60%. Ambos se cotizan muy por debajo de donde debutaron en el mercado de valores el año pasado.

Algunos analistas dicen que Uber podría estar en camino de alcanzar su objetivo de rentabilidad en el cuarto trimestre a pesar de la crisis de salud pública. El negocio de la compañía en los primeros dos meses de 2020 debería limitar las ganancias alcanzadas este trimestre, dijeron, y es probable que la mayor parte del impacto financiero se sienta en el segundo y posiblemente en el tercer trimestre.

El analista de RBC Capital Markets, Mark Mahaney, estima que las proyecciones de ingresos de 2020 de Uber podrían caer entre 14% y 37%. Espera que las ganancias de todo el año antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización, que Uber señala como una medida de rentabilidad, caigan entre 7% y 79%.

En las últimas semanas, los legisladores y grupos laborales han presionado a las compañías para que extiendan protecciones laborales más amplias a los trabajadores que las empresas consideran contratistas independientes. El domingo, Uber dijo que compensaría a los conductores cuyos médicos aconsejan el autoaislamiento con hasta dos semanas de sueldo perdido. Anteriormente, la compañía dijo que solo compensaría a los conductores infectados o aquellos que hayan sido puestos en cuarentena por una agencia de salud pública.

Aun así, muchos conductores creen que las compañías no están haciendo lo suficiente. Más de dos tercios de los aproximadamente 200 conductores encuestados esta semana por el blog Rideshare Guy, que dice que tiene más de 80.000 suscriptores, dijeron que la respuesta fue inadecuada. Muchos conductores dijeron que querían que las compañías brindaran protecciones como licencia por enfermedad pagada y toallitas desinfectantes.

Alrededor de un tercio de los encuestados dijo que estaban considerando conducir para un servicio de entrega de alimentos, ya que se espera que la demanda de comidas para llevar aumente en las próximas semanas.

Comenta