JP Morgan anticipa alza de sólo 6% para la bolsa en 2020 por efectos de la crisis social

El IPSA despidió las operaciones de hoy con una caída de 0,93%.




Pese al positivo desempeño que apuntó la Bolsa de Santiago tras el anuncio de una reforma constitucional, JP Morgan no ve mayores oportunidades en la renta variable.

En tanto, el mercado se mantiene volátil. Y es que ese al salto de 8% que apuntó el IPSA en la jornada del viernes, acumulando un caída de 7,2% desde el estallido de la crisis, la bolsa despidió las operaciones de ayer con una caída de 0,93%.

En este contexto, los analistas del banco de inversión consideran que el plazo de 25 meses para definir la nueva Constitución, los impactos económicos de la crisis y las políticas para acoger las demandas sociales, seguirán siendo fuentes de riesgo para el mercado local.

"Si bien creemos que esta noticia puede desencadenar una reacción positiva, ya que hace menos probable que las protestas se extiendan durante meses o que derive en una disrupción política, seguimos siendo cautelosos", dicen los analistas de JP Morgan.

Ante el incierto panorama que enfrenta la economía local, el banco de inversión proyecta un alza de sólo 6% para el IPSA en el próximo año. Esto, a pesar de que las acciones chilenas transan con un descuento de casi 20% respecto a las principales bolsas de América Latina.

Dichos niveles han capturado la atención de inversionistas, quienes se preguntan si la situación actual se podría interpretar como un atractivo punto de entrada. Sin embargo, para JP Morgan, los múltiplos de las acciones locales "podrían ser engañosos".

Si bien los analistas del banco de inversión reconocen que los ratios del mercado chileno han caído en forma significativa, desde el ratio de 15.7 previo al estallido de la crisis, hasta el múltiplo actual de 12,9, el complejo escenario económico justificaría los niveles.

"Asumiendo un crecimiento de 8% en las ganancias por acción y una baja de 50 puntos base en el ROE en el próximo año, los niveles actuales ofrecen un 6% de alza para alcanzar nuestro valor estimado para la relación precio utilidad en Chile", indica el reporte del banco de inversión norteamericano.

La fría proyección de JP Morgan se basa en el débil desempeño de la economía local, junto con la incertidumbre que supone una nueva Constitución.

"Por un lado, la perspectiva macroeconómica a corto plazo es débil y debería traducirse en negativas tendencias de ganancias probablemente durante varios meses. Por otro lado, la incertidumbre que trae una nueva Constitución puede mantener bajo presión la confianza empresarial y las decisiones de inversión", dice JP Morgan.

En esa línea, el banco de inversión detalla que las estimaciones de crecimiento en las ganancias por acción permanecen en territorio de dos dígitos para el próximo, lo que parece poco probable según los analistas.

A lo anterior se suma el ROE a corto plazo de las compañías, que según JP Morgan, probablemente será menor de lo esperado debido a los ajustes en las perspectivas laborales y económicas.

"Esto, en un contexto donde los costos laborales probablemente aumenten debido a los continuos cambios en los horarios de jornada laboral. A esto se suman el alza en las contribuciones al sistema de pensiones y el aumento del salario mínimo. Dichos factores justifican un múltiplo más bajo para el mercado de acciones local", dice JP Morgan.

Comenta