La tasa de natalidad de China cae a un nuevo mínimo amenazando a la economía

bebes wsj

Las mujeres chinas están teniendo menos bebés a medida que cambian las expectativas culturales y el costo de la vida en la ciudad se dispara. Una familia espera un tren en Beijing. FOTO: REN CHAO / ZUMA PRESS

Una población en edad laboral más pequeña puede reducir la productividad mientras que aumenta los costos de mano de obra y atención médica.




BEIJING. La tasa de natalidad de China cayó a su nivel más bajo en la historia moderna del país, acelerando el envejecimiento de la población y la reducción de la fuerza laboral, a pesar de los esfuerzos del gobierno para revertir la tendencia.

Ya casi una quinta parte de la población de China tiene 60 años o más. Una población en edad laboral en disminución puede afectar la economía a través de una menor productividad y mayores costos laborales, mientras que un número creciente de personas mayores aumenta los costos de atención médica. Corea del Sur y Japón enfrentan problemas similares, pero en una escala mucho menor.

"La lección de otros países del este asiático es que una vez que la tasa de natalidad disminuye, es difícil volver a subir", dijo Julian Evans-Pritchard, economista de Capital Economics, una firma de investigación económica. "China tendrá que acostumbrarse a un continuo arrastre en el crecimiento por la reducción del empleo".

Los economistas dicen que la economía de China está en camino a crecer alrededor del 6% este año. Capital Economics estima que para 2030 los cambios en la población reducirán medio punto porcentual cada año de la tasa de crecimiento del producto interno bruto de China.

Hubo 10,5 nuevos nacimientos por cada mil chinos en 2019, la tasa más baja desde que el Partido Comunista estableció la República Popular de China en 1949, según datos oficiales publicados el viernes. La proporción se ha desplomado durante tres décadas después de un pequeño repunte en la década de 1980 y es mucho más baja que en 1961, cuando China sufrió una de las peores hambrunas de la historia.

El número de nacidos vivos en el país cayó un 4% a 14,65 millones en 2019, un tercer año consecutivo de caídas.

Las mujeres chinas están teniendo menos bebés a medida que cambian las expectativas culturales y la carga financiera de vivir en las ciudades se dispara. Se están volviendo más educados y están formando diferentes puntos de vista sobre la carrera y el matrimonio, y algunos posponen la maternidad hasta más tarde o no tienen hijos en absoluto.

El sistema de bienestar social de China va a la zaga del de las naciones ricas, dejando a los padres con una mayor responsabilidad en el cuidado y educación de los niños. La discriminación en el lugar de trabajo por salarios y reclutamiento también puede desincentivar a las mujeres a tener hijos.

Las opiniones sobre la maternidad son especialmente severas en las grandes ciudades. Kang Juan, una editora de 41 años de una publicación financiera en Beijing, decidió que un niño crearía una carga innecesaria. "No tendré hijos a menos que haya un embarazo no planificado", expresó la Sra. Kang, que es soltera.

La Sra. Kang, dijo que vio a muchas de sus colegas forzadas a aceptar salarios más bajos después de tener hijos. "Tener hijos definitivamente obstaculizará el desarrollo de su carrera en China", afirmó.

Con la esperanza de aliviar las presiones demográficas en la economía, el gobierno comenzó a permitir que las familias tuvieran dos hijos en 2016, luego de que los economistas advirtieran que el estricto programa de planificación de un solo hijo implementado en 1980 estaba creando una bomba demográfica de tiempo. La fuerza laboral del país comenzó a reducirse hace ocho años.

La medida no ha tenido el impacto esperado: si bien los recién nacidos chinos aumentaron en 2016, han disminuido constantemente desde entonces.

La carga de la vida en la gran ciudad está poniendo fin a los planes de David Yan y su esposa de tener un hijo. El Sr. Yan, de 31 años, dijo que la pareja quiere tomarse los próximos años para asegurar un ingreso estable antes de decidir cuándo tener una familia. "Un niño requiere tarifas para la guardería, la escuela, la tutoría y más", detalló.

La pareja vive en una unidad de caja de zapatos para poder estar en el centro de Beijing. No han podido actualizarse a un apartamento más grande porque los precios de las propiedades se han disparado. El Sr. Yan perdió su trabajo en octubre, cuando la pequeña empresa financiera para la que trabajaba, se arruinó. Su esposa trabaja en una empresa estatal.

Algunos investigadores han cuestionado la fiabilidad de los datos oficiales de población de China. Las estimaciones privadas sugieren que China tuvo menos bebés de lo que indican los datos oficiales y que la población comenzó a reducirse en 2018, a pesar de los datos oficiales que mostraron que la población se estaba expandiendo.

Los demógrafos y economistas también desconfían de las cifras oficiales de defunciones de China, que se han mantenido sin cambios en aproximadamente 9 millones al año desde 2006.

También ha habido irregularidades en los datos oficiales de nacimiento locales. Por ejemplo, en la megaciudad del suroeste de Chongqing, la cantidad de recién nacidos cayó un 44% en los primeros cinco meses de 2019, según cifras de las autoridades sanitarias locales, pero aumentaron en junio. Los nacimientos ese mes excedieron el total en los cinco meses anteriores. A fines del año pasado, las autoridades locales de salud dijeron que los datos de principios de año no se habían transferido correctamente debido a una actualización de su sistema de información y que finalmente se agregaron al recuento de junio.

El número anual de recién nacidos en China se incrementó en hasta tres millones cada año en la década anterior a 2010, estima James Liang, un defensor de políticas de promoción de nacimientos más agresivas y presidente del proveedor de servicios de viajes en línea de Nasdaq, Trip.com, anteriormente conocido como Ctrip.com.

El Sr. Liang basó sus cálculos de recién nacidos en las tasas de fertilidad de los datos del censo en 2010, el año más reciente en el cual los números están disponibles públicamente. Ese año, en promedio, una mujer tendría 1.18 hijos a lo largo de su vida. Algunos investigadores dijeron que la tasa se ha reducido a 1.05 en los últimos años.

La compañía del Sr. Liang está tratando de facilitar que las empleadas planifiquen familias ofreciendo beneficios como cubrir los costos de congelar ovulos.

Comenta