¿Por qué las acciones de Falabella caen más que Cencosud?

Cencosud y Falabella

El castigo del mercado también se observa en lo bonos de ambas compañías.


Además de las aerolíneas, la compañías ligadas al consumo se suman a la lista de los sectores más expuestos a las restricciones por el brote de coronavirus. Si bien los temores por el impacto de la cuarentena se hacen sentir en las acciones de los retailers locales, los desplomes siguieren un escenario más complejo para Falabella.

Los papeles de la compañía ligada a la familia Solari ocupan el cuarto puesto del listado de las mayores caídas del IPSA, pues acumulan un retroceso de 51%. En el octavo puesto se encuentra Ripley con una caída de 46%, mientras que las acciones de Cencosud destacan en el puesto número 15, con una caída de 38% en el mismo periodo.

Esto, mientras que el IPSA acumula un desplome de 38% en lo que va del año, pero es justamente la brecha entre Falabella y Cencosud, la que genera dudas entre los inversionistas. (Ver gráfico)

¿Qué está viendo el mercado? Las restricciones de operación y la caída del consumo son las principales razones que explican el pesimismo, pero existen dos factores determinantes entre Cencosud y Falabella.

En primer lugar, las operaciones de Falabella en Perú incrementan los riesgos, pues las autoridades de ese país, al igual que en Chile, decretaron el cierre de centros comerciales y formatos minoristas, salvo supermercados.

Dicho escenario es un factor relevante para JP Morgan, ya que a pesa de que ambas compañías operan en Perú, los negocios de Falabella tienen mayor exposición a los riesgos de un avance del coronavirus.

“A partir de ahora, Falabella se considera el más afectado por las medidas en Chile y Perú, lo que probablemente impacte en cerca ~ 35% de las ventas consolidadas frente a ~ 13% de Cencosud”, dicen los analistas del banco de inversión norteamericano.

A su vez, JP Morgan indica que el riesgo marginal recae en Falabella, pues un aumento en los contagios podría derivar en un cierre total o parcial de las operaciones de mejoras del hogar, lo que en Chile representa un 22% de las ventas consolidadas/EBITDA de Falabella, frente al 13% de Cencosud.

En el caso de la compañía de propiedad de Horst Paulmann, su alta exposición a los productos básicos la ubica en un mejor escenario para enfrentar la crisis, ya que según cálculos de JP Morgan, dicho sector corresponde un 70% de sus ventas.

“En general, esperamos que la línea superior se vea significativamente afectada en segundo trimestre, mientras que Cencosud podría ser más resistente (aunque probablemente aún se vea afectado) dada su exposición al comercio minorista de alimentos (~ 70% de las ventas), que ha registrado un fuerte crecimiento en todas las regiones a raíz del brote de COVID-19”, explica JP Morgan.

De esta forma, el banco de inversión recomienda comprar acciones de Cencosud y mantenerse neutral en Falabella.

El castigo también se observa en los bonos en dólares, pero en este caso, la brecha entre Cencosud y Falabella se reduce.

En lo que va del año, los precios de los papeles de la compañía ligada la familia Solari con vencimientos en 2023 y 2027, acumulan caídas de 6,54% y 19%, respectivamente, y se ubican en US$95,5 y US$82.

“En general, hemos visto que todos los bonos del sector de consumo discrecional han caído fuerte. Falabella es un player grande que cuenta con muchas tiendas, donde su negocio online representa solamente el 15%, y además está expuesta a toda la región”, explica Cristóbal Vásquez, subgerente de Distribución Institucional en Tanner Investments.

En tanto, el bono de Cencosud con vencimiento en 2025 en dólares, apunta una caída de 13% en 2020 y se ubica en US$90,2, mientras que la deuda con plazo a 2027 registra un retroceso de 15% y transa en US$83,8.

Comenta