Una crisis de deuda a corto plazo es poco probable según S&P

Foto: AFP

La agencia crediticia proyecta que la deuda global en el mercado, incluida la de gobiernos, empresas y hogares, aumentará un 10% este año y alcanzará niveles históricos.




Es probable que se evite una crisis de deuda mundial en el corto plazo, suponiendo que las economías y la demanda del sector privado se recuperan, según un informe de S&P Global Ratings.

“Aunque nos dirigimos hacia niveles récord de deuda frente al PIB, creemos que una crisis de deuda a corto plazo es poco probable”, según Alexandra Dimitrijevic, responsable global de análisis de S&P en el comentario.

El repunte de las economías se basa en la amplia disponibilidad de una vacuna del covid-19 para mediados de 2021 y en las continuas políticas monetarias acomodaticias, según S&P.

Sin embargo, el reciente aumento en los casos de coronavirus en EE.UU. y Europa está impactando el apetito de los inversores por los activos de riesgo esta semana, ya que las nuevas restricciones en algunos países podrían poner en peligro la recuperación de las economías.

El S&P 500 registró la mayor caída en más de cuatro meses el miércoles y las primas de rendimiento de bonos en dólares asiáticos se ampliaron esta semana en la racha más larga desde que la pandemia sacudió los mercados en marzo.

S&P proyecta que la deuda global en el mercado, incluida la de gobiernos, empresas y hogares, aumentará un 10% a US$200 billones en 2020, alcanzando un máximo de 265% del producto interno bruto para fin de año.

La tensión por la debilidad de empresas e industrias más expuestas al impacto de las restricciones sociales se mantendrán a corto plazo, y S&P anticipa que los incumplimientos probablemente aumentarán a niveles no vistos desde la crisis financiera mundial en 2009.

“Nuestra expectativa de que un repunte económico mundial se acelere el próximo año no está exenta de riesgos”, agregó Dimitrijevic. “Olas adicionales de covid-19, o el retraso de una vacuna, podrían alterar la trayectoria a un repunte en forma de W, al igual que el aumento de las tasas de interés y una ampliación importante y sostenida de los diferenciales de crédito, o un repunte de la demanda que no alcance nuestras expectativas”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.