500 millones de viajeros muestran que China remonta tras el coronavirus

Los festivos de la Semana Dorada muestran la confianza del país en su repunte económico y en las medidas de salud pública.




Los precios de los hoteles se dispararon, las aplicaciones digitales de viajes se bloqueron, las entradas para la Gran Muralla China se habían agotado: después de más de nueve largos meses en casa, casi 500 millones de chinos se van de vacaciones.

Con la pandemia de covid-19 en gran parte bajo control en China, los festivos de la Semana Dorada muestran la confianza del país en su repunte económico y en las medidas de salud pública. Durante los primeros cuatro días de una semana de festivos que comenzó el 1 de octubre, unos 425 millones de personas viajaron a nivel nacional, según el Ministerio de Cultura y Turismo, casi el 80% del volumen del año pasado.

El aumento de la actividad contrasta con el resto del mundo: se espera que la industria turística mundial registre pérdidas de al menos US$1,2 billones en 2020, lo que subraya la fortaleza relativa de la recuperación económica en China. En septiembre, la OCDE pronosticó una expansión del 1,8% este año, y señaló que China era la única economía del Grupo de los 20 que se encaminaba a una expansión.

Esa perspectiva positiva se basa en el supuesto de que el país puede evitar otra ola de coronavirus y bloqueos agresivos a los que China recurrió para sofocarla. A medida que millones recorren el país durante las festividades que marcan la fundación de la República Popular de China en 1949 (no se requieren pruebas de virus o cuarentenas) los riesgos aumentan. A finales del mes pasado, China abrió sus fronteras a los extranjeros con permisos de residencia válidos.

La industria china pisa el acelerador y las ventas minoristas suben por primera vez en el año
Wuhan, epicentro del coronavirus, recibió su primer vuelo internacional en medio de la pandemia
Líderes chinos autorizarán menor objetivo de crecimiento económico para el periodo 2021-2025

“Sin duda, existe un riesgo al permitir que se reanude el turismo de masas y, de alguna manera, este es un ejercicio temprano de lo que el resto del mundo tendrá que pasar a medida que los viajes mundiales se reinicien el próximo año”, dijo Nicholas Thomas, profesor asociado en seguridad de salud de City University of Hong Kong.

China no ha informado ningún contagio de virus a nivel nacional desde el 15 de agosto, aunque encontró dos casos asintomáticos a finales de septiembre, y el Gobierno ha aliviado casi todas sus restricciones de viaje por covid. La prohibición de los viajes en grupo se levantó a mediados de julio, todos los distritos de todas las ciudades han sido designados como de “bajo riesgo” y los resultados de las pruebas de coronavirus ya no son necesarios para los viajes entre provincias.

Los pasajeros llevan su equipaje en la estación de tren de Hongqiao en Shanghái, el 30 de septiembre.

“Hemos pasado al menos seis semanas sin informar de un solo caso confirmado a nivel nacional, lo que significa que el entorno accesible para los ciudadanos está libre de virus”, dijo Wu Zunyou, epidemiólogo jefe del Centro Chino de Control y Prevención de Enfermedades, en una reunión informativa en Pekín. la semana pasada “La probabilidad de que uno se encuentre con una persona asintomática es muy baja, casi insignificante”.

Otros países son más reacios a respaldar un regreso a las vacaciones al estilo 2019. Corea del Sur, por ejemplo, que ha registrado nuevos casos diarios que rondan los 100 al día, endureció las reglas de distanciamiento social durante dos semanas de vacaciones consecutivas a partir de finales de septiembre. Ciudades y países europeos están aplicando nuevas restricciones en un esfuerzo por combatir una nueva ola de la pandemia provocada por los viajes de verano.

En China, los turistas parecen seguros. “No estoy preocupada por el virus”, dijo Zora Li, de 35 años, que planea volar a Pekín a la provincia de Guangxi, en el sur de China, con sus dos hijos y sus padres, en su primer viaje de 2020. “No tengo otra opción. Los niños solo pueden viajar durante las vacaciones”.

Reservas hoteleras

No era la única lista para un cambio de escenario. Las reservas de vuelos para las vacaciones aumentaron un 11% frente a 2019, según un informe de la agencia de análisis y datos de viajes Cirium. Las reservas para hoteles nacionales comenzaron a aumentar cerca de finales de agosto, y los precios se dispararon: a 10 de septiembre, el coste medio de una reserva de hotel es de alrededor del 20% más este año frente al año pasado, según datos publicados por el sitio de reservas de viajes Qunar.com Inc.

Las aplicaciones de transporte público Didi y Dida quedaron bloqueadas cuando comenzó el período festivo el 30 de septiembre, según la agencia local de noticias Xinhua. Unos 11,7 millones de pasajeros viajaron en tren el 3 de octubre, solo un 15% menos que en 2019.

“Solo sabremos en qué medida China ha tenido éxito 2-3 semanas después de las vacaciones, ya que veremos cuántas nuevas infecciones emergen”, dijo Thomas. “Si logran evitar un aumento en los casos, será una prueba de que China realmente está entrando en un período post-covid”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.