Aseguradoras inician los pagos por el anticipo en rentas vitalicias y ya han desembolsado US$68 millones

La Comisión para el Mercado Financiero entregó las primeras cifras sobre los pagos que han hecho las compañías, donde constató que ya tres aseguradoras partieron con los desembolsos. En total, se han realizado 13.784 pagos, lo que significa un 9,2% del total de las solicitudes que han sido confirmadas.


El primer balance de los pagos que han hecho las compañías de seguro por el anticipo en rentas vitalicias. Eso fue lo que publicó este lunes la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), donde detalló que al 20 de mayo tres compañías ya habían desembolsado $48.464 millones, lo que se traduce en US$67,6 millones.

En total, la CMF constató que a esa fecha se habían realizado 13.784 pagos, lo que significa un 9,2% del total de las solicitudes que han sido confirmadas.

De esta manera, el pago promedio asciende a UF118,9, lo que significa $3.517.391. De todas maneras, aún falta mucho por pagar, y hay que considerar que estos desembolsos que se han hecho fueron realizados antes del plazo máximo de 30 días corridos que estableció la ley.

Las aseguradoras que han pagado son Consorcio Nacional, que es la que lleva la mayor parte de los dineros desembolsados, sumando US$60,5 millones (59,9% del total de las solicitudes confirmadas que tiene la firma). Le sigue CN Life con US$6,5 millones (61%); y Chilena Consolidada con US$600 mil (1,7%).

Con todo, hasta ahora la industria ha recibido 205.127 solicitudes. Pero los RUT únicos que han solicitado el anticipo son 197.242 personas. Lo anterior, considerando que una persona puede realizar más de una solicitud si es que posee más de una renta vitalicia, por ejemplo.

Adicionalmente, hasta ahora son 149.913 RUT únicos los que han confirmado la solicitud, es decir, el 76% del total de requerimientos que se han presentado.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

El estrés puede generar efectos negativos en el organismo como envejecimiento prematuro y enfermedades crónicas, fomentando una mala calidad de vida.