Banco Central anticipa que podrían anunciarse nuevos proyectos en medio de fuerte repunte de la inversión minera

En 2018, sectorialmente, la inversión destinada a la minería es la que ha mostrado el mayor dinamismo, lo que es congruente con el incremento del gasto en inversión que se observa en los balances de las compañías privadas y de Codelco.


Los recientes anuncios de millonarios proyectos de inversión realizados por Antofagasta Minerals para la expansión de Los Pelambres y también por Teck Resources, que está semana aprobadó Quebrada Blanca Fase 2, no son una excepción y se enmarcan en un fuerte proceso de reactivación de la industria minera.

Durante este año, sectorialmente, la inversión destinada a la minería es la que ha mostrado el mayor dinamismo, lo que es congruente con el incremento del gasto en inversión que se observa en los balances de las compañías privadas y de Codelco, de acuerdo a un análisis realizado por el Banco Central.

Esto también se refleja en la composición de las importaciones de bienes de capital, en la que los bienes destinados a la minería y la construcción ha crecido cerca de 80% anual al tercer trimestre, mientras que la información cualitativa que se recoge en el Informe de Percepciones de Negocios (IPN) también muestra que durante el año ha ido creciendo la percepción de un aumento importante en la inversión relacionada directa o indirectamente con el sector minero, señaló el instituto emisor.

A lo que ha ocurrido el 2018, se suma una importante corrección al alza de las perspectivas de inversión minera para los próximos años. Según el último catastro de la Corporación de Bienes de Capital (CBC) -conocido a mediados de octubre-, para el período 2018-2021 el gasto en inversión de los proyectos mineros considerados en él pasó desde cerca de US$5.400 millones hasta US$10.600 millones.

Las mayores diferencias se concentran en los años 2019 y 2020, cuando la inversión catastrada es cerca de US$3.500 millones superior a la que se esperaba previamente. Esta es la mayor revisión al alza entre dos trimestres consecutivos que se registra en la historia del catastro..

Este significativo incremento de la inversión se originó por la inclusión de un número reducido de proyectos, pero de elevados montos de inversión que han avanzado significativamente en su concreción, destacando el proyecto Fase 2 de Quebrada Blanca y la expansión de Los Pelambres, precisó el Banco Central. Sin embargo, destacó que “la información de otros catastros de inversión -Cochilco y la Oficina de Grandes Proyectos Sustentables- apunta a que existen otros proyectos mineros que implican montos importantes, los que podrían ser aprobados en el curso del horizonte de proyección y elevar la proyección de inversión minera ya considerada”.

El optimismo es compartido por el presidente de la Sociedad Nacional de Minería (Sonami) quien esta semana tras conocerse la aprobación de Quebrada Blanca fase 2, tras el ingreso de la japonesa Sumitomo como socio estratégico a la iniciativa, recalcó que el anuncio reafirma que las condiciones que está ofreciendo el país son adecuadas para reactivar la inversión minera.

Asimismo afirmó que en la actual coyuntura que enfrenta la minería, destacan también los anuncios de importantes compañías mineras de poner en marcha nuevos proyectos como Spence, de BHP, la ampliación de Los Bronces de Angloamerican, la ampliación de Los Pelambres y de Collahuasi y ahora la concreción del proyecto de Quebrada Blanca Fase II de Teck.

“Estos anuncios de inversión son una muy buena señal y esperamos que prontamente se sumen otras iniciativas de inversión”, señaló.

2019

En tanto el Banco Central también destacó que la proyección de inversión minera que proporciona el catastro del tercer trimestre es un buen predictor del comportamiento efectivo que esta tendrá en el año siguiente.   Al respecto indicó que la inclusión del nuevo catastro en las proyecciones para el crecimiento de la Formación Bruta de Capital Fijo provocan efectos importantes en el escenario base. Así para el 2018, donde el efecto incremental del nuevo catastro es más acotado, se espera que su parte minera aumente 18% anual (algo más de 3 puntos porcentuales más que lo proyectado en septiembre).

En tanto para el 2019, la tasa de expansión anual de la FBCF minera se corrige de 7% en septiembre a 16% en la estimación actual. Para el 2020, si bien el incremento de nivel es notorio respecto de lo esperado antes, su tasa de variación anual en comparación con la del 2019 no es muy distinta, manteniéndose algo por sobre 3%. El instituto emisor prevé que el incremento de la inversión minera previsto para el 2019 podría generar del orden de 0,1 a 0,2 puntos porcentuales de PIB en dicho año, beneficiando a otros sectores productivos.

Seguir leyendo