Banco de Chile demanda a empresa de Hong Kong ante justicia de esa región tras ciberataque

banco de chile

El banco presentó el escrito el viernes pasado, donde exige que Ketuo Trade Limited le devuelva los US$5.488.590 que llegaron a una de sus cuentas de Citibank en Hong Kong tras el hackeo que sufrió la entidad. Linklaters es el estudio de abogados multinacional que representa al banco.




Poco a poco Banco de Chile avanza para recuperar los US$10 millones que perdió tras el ciberataque que sufrió el 24 de mayo. Justo siete días después del hackeo, la firma reportó la situación a la policía de Hong Kong, y la semana pasada la entidad ligada al grupo Luksic y Citibank presentó una demanda concreta contra una empresa.

El viernes 25 de junio Banco de Chile recurrió a la corte de primera instancia del Tribunal Superior de Hong Kong (High Court) exigiendo la devolución de US$5.488.590 a Ketuo Trade Limited, una firma que fue inscrita en el registro de compañías de Hong Kong en marzo de 2017 bajo la etiqueta de "empresa privada limitada por acciones", y tiene su oficina registrada en el Ho King Commercial Centre, un centro comercial de Hong Kong.

El banco argumenta que el 23 de mayo, o cercano a esa fecha, esta suma fue transferida desde Banco de Chile a la cuenta número 1085175021 que tiene esta compañía en el Citibank de Hong Kong.

Todo ello "debido a, o como resultado del error de hecho del demandante y/o falta de consentimiento y/o falta de autoridad, al obtenerse mediante fraude y/o ciberataque, enriqueciendo injustamente al acusado en perjuicio del demandante", dice el escrito.

Con todo, la demanda exige la devolución de los US$5,5 millones, una declaración de Ketuo Trade Limited asegurando que tiene los fondos. Y de forma adicional o alternativa, la demanda pide una cuenta de los fondos y sus productos o sustitutos rastreables, y una orden para que la firma de Hong Kong pague, entregue y/o transfiera al banco lo que le debe.

Además, asegura que si la compañía paga lo anterior, más los costos en que incurrió el Chile, se suspenderá el procedimiento.

El escrito de Banco de Chile fue presentado por el estudio de abogados multinacional Linklaters, que tiene sede en Londres, pero también tiene oficinas en unos 20 países, incluido Hong Kong.

De hecho, en Chile la firma de abogados también ha realizado varias asesorías, como por ejemplo, al consorcio Aéroports de Paris, Vinci Airports y Astaldi Concessioni, en la concesión del Aeropuerto de Santiago Arturo Merino Benítez, Nuevo Pudahuel. También asesoraron en la documentación comercial para la Central El Campesino en el sur de Chile, que incluyó el acuerdo de venta y compra de GNL, el acuerdo de uso de terminales, entre otros.

Aunque la actual demanda de Banco de Chile busca recuperar US$5,5 millones, en total los hackers que, son presumiblemente de Asia o Europa del Este, habrían sustraído unos US$10 millones mediante cuatro transacciones que lograron concretar en el sistema Swift de la entidad, sin afectar a los clientes en el proceso.

A raíz de esta situación y antes de que el banco presentara esta demanda en el Tribunal Superior, la firma provisionó $8.672 millones en mayo, y el caso lo comenzó a seguir la policía de Hong Kong, específicamente el equipo de investigación del Distrito 3 del Distrito Central, donde el pasado 31 de mayo fueron informados por "un representante bancario masculino de 43 años, porque su servidor bancario en Chile fue hackeado y sospechaba que unos US$8,5 millones y 2 millones de euros fueron remitidos a Hong Kong", según reveló la policía de Hong Kong hace casi dos semanas.

Bajo este escenario, la policía de la región administrativa especial clasificó el caso como "tratar con propiedad que se sabe o se cree que representa el producto de un delito procesable", lo que se traduce como un caso por lavado de dinero.

De hecho, las transacciones fraudulentas eran más, y superaban los US$20 millones, pero el banco habría logrado detener la mitad de este monto. El dinero que no han logrado recuperar habría llegado a Hong Kong.

Abogados conocedores de la materia explican que el caso lo lleva Hong Kong porque generalmente las denuncias se presentan en base a la jurisdicción donde ocurre el delito. Asimismo, recuerdan que Hong Kong es regido por el Partido Comunista, el cual tiene un conocimiento muy profundo sobre lo que sucede al interior del país, y sobre las transacciones de dinero que se realizan, lo que contribuiría a una mejor pesquisa del destino de esos recursos.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.