Beneficios económicos de una migración ordenada

política migratoria Imagen FILA DE INMIGRANTES EN MIGRACIONES 6 (43838784)

Diversos estudios apoyan la idea de que un ingreso gradual y ordenado de inmigrantes a los países trae beneficios de corto y largo plazo. Pero para eso se requiere una estrategia migratoria eficaz.




La inmigración este año ha sido uno de los principales temas de debate en materia económica. El Banco Central en su último Informe de Política Monetaria destinó parte importante a los cambios que ha causado el flujo migrante.

Ante esta realidad, vale la pena revisar qué dicen los estudios. Según estimaciones del Departamento de Extranjería, entre enero de 2015 y diciembre de 2017 entraron al país cerca 700 mil inmigrantes, con lo que la población residente nacida en el extranjero pasó de 2,3 a 5,9% en tres años. De hecho, el 46% de los inmigrantes llegó al país solo en los últimos tres años, y uno de cada cinco lo hizo en 2017, lo que da cuenta de que no hubo una estrategia migratoria.

El temor en la población es que esto provoque presión en los salarios, en el gasto público a través de los servicios sociales y en el desempleo. Investigaciones en esa línea ven un impacto de ente 1% y 4% real y en otros casos nulos.

El problema surge cuando se produce de forma desordenada y masiva, lo que de alguna manera recoge el Banco Central que atribuye un impacto en remuneraciones. Sin embargo, si el flujo de inmigrantes se produce en forma más ordenada y gradual, los estudios indican beneficios en varias áreas, en particular en países donde la población está envejeciendo.

Así, uno de los factores positivos más directos y evidentes es el incremento de la población económicamente activa y la fuerza de trabajo, algo útil para un país como Chile. También se han encontrado evidencias de beneficio en el consumo, la productividad y el empleo. De hecho, de acuerdo con la Casen, la tasa de ocupación de los inmigrantes es de 75,3%, por sobre la media nacional (54,8%), lo que se explica porque la mayoría de los que llegan lo hacen en edad de trabajar.

Por esta vía, la incorporación de inmigrantes al mercado laboral genera un aporte al crecimiento de corto plazo y puede apoyar el de largo plazo. El desafío, entonces, es incorporar los inmigrantes al mercado formal, así como también desarrollar una estrategia de inmigración ordenada.

Comenta