Caso Cascada: la artillería de los querellantes para destruir el recurso de nulidad de Aldo Motta

Motta juicio

La segunda sala penal de la Corte Suprema dejó la causa en estudio, tras el cierre de los alegatos.


Durante la mañana de este miércoles continuaron los alegatos por el recurso de nulidad presentado por Aldo Motta en la Corte Suprema, en el marco de la arista penal del caso Cascada.

Esta vez fue el turno de los abogados querellantes, quienes desplegaron toda su artillería para desacreditar la acción del ex gerente general de las sociedades cascada, quien busca dejar sin efecto la sentencia que lo condenó a cuatro años de libertad vigilada, por manipular el mercado y abusar de su posición dominante.

El primero en abrir fuego fue el abogado René García, representante de Moneda Asset Management. "Nunca había visto en un recurso de nulidad tanto desprecio de los hechos", acusó García ante los integrantes de la sala, encabezada por el ministro Hugo Dolmestch.

En ese sentido, afirmó que las acusaciones de la defensa de Motta sobre la supuesta incoherencia entre la acusación del Ministerio Público y la sentencia de la Justicia no se apegó a los hechos, y que incluso se citaron algunos considerandos de forma selectiva para demostrar su posición, excluyendo al resto.

Por su parte, Luis Inostroza, abogado que defiende a AFP Habitat, aseveró que "es absurdo pretender que las partes prevean cuál será el razonamiento que tendrá el tribunal para sentenciar".

Lo anterior, en relación a la acusación realizada por Samuel Donoso, abogado de Motta, quien en el recurso cuestionó la supuesta incoherencia.

Y sobre la causal que acusó una eventual calificación errónea de los delitos que se le imputan a Motta, Inostroza aseguró que la defensa pretende que se realice una nueva revisión de los argumentos fácticos contenidos tanto en la acusación cómo en la sentencia.

El último querellante en exponer fue Miguel Soto, representante del accionista Roberto Lobos.

Soto también advirtió acerca de los efectos que tendría la causal de calificación errónea. "Supondría que se modifiquen los hechos que fueron acreditados en la sentencia", sostuvo.

Además, argumentó que la defensa de Motta tuvo el tiempo y los medios suficientes para prepararse para el juicio oral, pues tuvieron más de un año para hacerlo y siempre supieron cuáles eran los antecedentes por los cuales era acusado Motta.

Tras los alegatos, que duraron un poco menos de dos horas, los ministros integrantes informaron que la causa quedó en estudio y que en los próximos días indicarán la fecha en la que leerán su resolución.

Comenta