CCU advierte por aumento en incertidumbre tras estallido social y posible impacto en resultados

CCU advierte por aumento en incertidumbre tras estallido social

Las ganancias de la compañía cayeron 57,6% en 2019 a $130.142 millones.


La embotelladora y cervecera CCU, controlada por el holding Quiñenco, del grupo Luksic, y la multinacional Heineken, advirtió que el estallido social iniciado el 18 de octubre ha elevado los niveles de incertidumbre lo que podría afectar sus resultados este año.

“Dependemos en gran medida de las condiciones económicas, políticas y sociales en Chile, lo que puede impactar de manera negativa nuestros resultados operacionales y posición financiera”, dijo la compañía en su reporte de resultados.

En este sentido, detalló que su actividad comercial se desarrolla principalmente en Chile. En efecto explicó que el año pasado un 64% de sus ingresos provino de segmento de operación Chile, un 25% del segmento de operación Negocios Internacionales, que incluye Argentina, Bolivia, Paraguay y Uruguay, y un 12% del Segmento de operación Vinos, que incluye el mercado doméstico en Chile y Argentina y el mercado de exportaciones.

“De ahí que los resultados operacionales y posición financiera son dependientes, en gran medida, del nivel general de la actividad económica en Chile”, indicó.

Agregó que la economía chilena ha experimentado un crecimiento del PIB anual promedio de un 2,9% entre los años 2009 y 2019 y de un 1,2% en el año 2019. “En el pasado, un crecimiento económico desacelerado en Chile ha significado una tasa de crecimiento de consumo de nuestros productos más baja, afectando en forma negativa nuestra rentabilidad. El desempeño económico de Chile se ha visto afectado por trastornos de los mercados financieros globales como fue el caso del año 2009”, detalló.

Asimismo indicó que “el inicio de un masivo movimiento social durante el cuarto trimestre del 2019 ha elevado los niveles de incertidumbre en Chile, lo que podría afectar de manera importante el crecimiento económico, a través de un deterioro de la confianza empresas y hogares. Esto podría ocasionar un efecto negativo en la demanda de nuestros productos”.

Para mitigar los impactos financieros de lo mencionado anteriormente, la compañía ha implementado planes de eficiencias, mejoras en gestión de ingresos, costos y gastos a través del programa “ExCCelencia CCU” y ha diversificado sus operaciones geográficamente, señaló.

Resultados 2019

Las ganancias de CCU totalizaron $130.142 millones en 2019 cifra que representó un descenso de 57,6% frente al año anterior, retroceso que se explicó por la mayor base de comparación debido al efecto no recurrente de una operación realizada el 2018 que significó el reconocimiento de una mayor utilidad por $157.359 millones, y el impacto negativo de la depreciación del peso chileno y argentino.

Dicho efecto no recurrente, reflejado el segundo trimestre de 2018, se explicó por el término anticipado de CCU Argentina con Anheuser-Busch InBev, de la licencia de Budweiser a cambio de un portafolio de marcas y pagos por hasta US$400 millones antes de impuestos en un periodo de tres años, incluyendo un pago inicial en efectivo de US$316 millones.

La compañía detalló que excluyendo dicho efecto no recurrente la caída en la utilidad se reduce a 13%.

“En 2019, CCU enfrentó un entorno desafiante en la región, caracterizado con la devaluación de monedas, la desaceleración económica y masivas manifestaciones sociales, particularmente en Chile. Sin embargo, pudimos avanzar con nuestro plan estratégico a largo plazo al lograr un muy buen crecimiento en volúmenes, continuar fortaleciendo nuestro portafolio de marcas, consolidando la posición de mercado de CCU y obteniendo mayores eficiencias”, dijo la compañía en su reporte de resultados.

Los volúmenes de venta crecieron 5,3% superando los 30 millones de hectolitros, lo que permitió mantener o aumentar la participación de mercado en las principales categorías. “Este logro se alcanzó en un entorno económico y social muy desafiante en todas las geografías donde operamos”, destacó la compañía.

Pese a los mayores volúmenes, el Ebitda (ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización) excluyendo el efecto no recurrente, disminuyó 4,9% a $335.829 millones, mientras que el margen de Ebitda se contrajo en 138 puntos base, “más que explicado por efectos externos negativos, relacionados principalmente con la fuerte depreciación del peso chileno y el argentino frente al dólar, siendo compensados parcialmente por el crecimiento en volúmenes y por mayores eficiencias derivadas del plan “ExCCelencia CCU”.



Comenta