Central Autónoma de Trabajadores aclara que realizará elecciones en agosto tras “conformación sin sustento de nuevo directorio”

Autor: Pía Toro

La directiva presidida por Óscar Olivos asegura que se presentó la moción para reestructurar el comité ejecutivo, “no habiendo mayoría absoluta que defendiese la aceptación de tal propuesta”.


A principios de febrero un grupo de dirigentes de la Central Autónoma de Trabajadores (CAT) envió una declaración pública señalando que con fecha 24 de enero del 2019, la CAT procedió a reestructurar el Consejo Directivo Nacional, donde Hernán Méndez fue elegido presidente. Esta reestructuración, dice la declaración, se dio por el descontento y desacuerdo de las bases respecto a las distintas instancias gubernamentales donde participaron sus exdirigentes.

“En nuestra Central sindical lamentablemente venían sucediendo hechos que no se ajustaban a las normas y principios de una organización sindical democrática, autónoma, independiente y solidaria con los trabajadores que representa (…).En las últimas semanas nuestras bases y miembros del Consejo Directivo Nacional (CDN) nos enterábamos por la prensa de los acuerdos que se adoptaban a espalda nuestras, tales como el Informe Final Mesa Sindical y los Acuerdos CPC y las Centrales Sindicales CAT, UNT y CTCH. En ese escenario se generó esta restructuración, con la finalidad de proteger a los trabajadores que representamos, a los trabajadores en general y a nuestra propia organización sindical”, indicaba el documento.

Frente a esto, la directiva “oficial” de la CAT, presidida por Óscar Olivos (al centro de las autoridades en la foto), señala que en la cita del 24 de enero se presentó la moción para reestructurar el comité ejecutivo, “no habiendo mayoría absoluta que defendiese la aceptación de tal propuesta”.

Y agrega “no obstante lo anterior, un sector de dirigentes de la CAT, dando curso a una interpretación discrecional de los estatutos y afín de sus intereses y visión se autodeterminó como “el nuevo directorio de la CAT”, incluso señalando acusaciones sin sustento y difamatorias sobre los dirigentes que no se han sumado a sus directrices, las cuales emanan de una intentona de cierto sector político que pretende asumir el control de la Central, con fines que son ajenos al movimiento sindical y su autonomía”.

Por lo mismo, el directorio vigente de la CAT informó que en un periodo no superior a los 6 meses hará un llamado general a elecciones, en apego a los estatutos.

Además aclaran que la Dirección del Trabajo (DT) emitió el certificado de vigencia de la directiva liderada por Olivos, por lo que la entidad fiscalizadora no podría dar vigencia, como así lo plantearon, al sector liderado por Hernán Méndez.

Seguir leyendo