China extiende visita comercial a EEUU mientras crece presión por plazo de la tregua

Autor: Bloomberg

Líderes de ambas naciones se muestran optimistas. Lo más probable es que se extienda la tregua por un mes y que se reúnan Donald Trump y Xi Jinping en marzo.


Estadounidenses y chinos extenderán hasta este fin de semana la actual ronda de negociaciones comerciales que tiene lugar en Washington y que originalmente finalizaba en la jornada de ayer. Aunque abundó el optimismo entre los representantes de ambas potencias, lo cierto es que no lograron sellar un acuerdo de amplio alcance, que impida que EEUU cumpla su amenaza, y suba los aranceles después del próximo viernes 1 de marzo, cuando se vence el plazo de la tregua comercial.

En consideración del apremiante plazo, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró que podría haber una prolongación de aproximadamente un mes. Lo anterior, si las dos partes avanzan durante el sábado y el domingo y si él logra reunirse con su homólogo Xi Jinping, en un “futuro no muy lejano”.

En la Oficina Oval, junto a miembros de su gabinete, Trump sostuvo que lo más probable es que se consiga un acuerdo con China. También presente en la Casa Blanca, Liu He, vice premier de China y líder de la delegación, secundó las palabras del presidente estadounidense.

Más tarde, el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, aseguró que se está planificando tentativamente una reunión de entre Xi y Trump para fines de marzo, en el resort Mar-a-Lago de Florida, propiedad -justamente- del mandatario de EEUU.

Resultados

El representante comercial Robert Lighthizer, quien está liderando a Washington en las conversaciones, detalló que las dos partes han progresado en los problemas estructurales relacionados con la economía china, pero aún tienen grandes obstáculos que despejar.

Entre los avances se cuenta el acuerdo sobre una disposición monetaria, indicó Mnuchin en la reunión, sin dar más detalles al respecto. Bloomberg informó esta semana que EEUU pedía a China que mantuviera estable el valor del yuan, de manera que se neutralice cualquier esfuerzo para suavizar el golpe de los aranceles que ellos les impongan.

Las dos partes han estado celebrando rondas de conversaciones en Washington y Beijing en las últimas semanas para forjar un acuerdo que ponga fin a la guerra comercial. Trump había señalado en las últimas semanas que podría acordar una extensión de ese plazo siempre que las dos partes progresen hacia la reducción del déficit comercial de Estados Unidos con China y se dé protección a las empresas estadounidenses que operan allí.

Seguir leyendo