Colegio de Instaladores Electricistas llama a no aceptar el cambio de medidor por ser una “medida abusiva”

Fuente: Enel

La agrupación acusa a la iniciativa de generar un monopolio, ya que solo las compañías eléctricas podrían instalar y vender los nuevos dispositivos. Además, afirman que se acabará la tarifa plana y se comenzará a cobrar más por la electricidad a ciertas horas del día.


El Colegio de Instaladores Electricistas de Chile se sumó al debate sobre los nuevos medidores inteligentes y su visión no fue buena. Esto, porque el gremio cree que la medida “es absolutamente arbitraria ya que es una decisión unilateral y abusiva que se justifica únicamente por las extraordinarias utilidades que obtendrían las distribuidoras de electricidad”, comentaron por medio de un comunicado.

En esa línea, el llamado de la asociación es “nadie que no solicite voluntariamente el cambio de medidor debe ser obligado a hacerlo”.

Desde el gremio resaltan que este nuevo proceso estaría enfocado en el “cambio de tarifas residenciales  y el enriquecimiento de unos pocos, a costa de los más desprotegidos del país”, ya que esto permitiría modificar “a la actual tarifa plana (el mismo valor todo el día) e incorporar las horas punta (mayor cobro desde las 18:00 hrs hasta las 23:00 hrs)”, comentaron.

Además, afirmaron que la instalación de los nuevos dispositivos digitales no significará una mejora en la calidad del servicio y que significaría que se aumente “los monopolios en favor de las compañías eléctricas y en desmedro de los profesionales y consumidores que instalan equipos de medida de hasta un 50 % más económico del cobro de las empresas del rubro, por lo que estará aumentando los costos en la industria nacional, comercial y el sector inmobiliario”, afirmaron.

Para el Colegio de Instaladores Electricistas de Chile la instalación de los nuevos medidores tendrá como consecuencia la “destrucción de empresas y disminución de ingresos a empresas de ventas de equipos de medida” y “la vulneración del principio de las leyes de la libre competencia al entregarle el monopolio de la instalación de estos medidores en forma exclusiva a las compañía eléctricas”.

Seguir leyendo