Colocaciones comerciales aceleran el ritmo y logran su mejor primer semestre desde 2012

Los préstamos de la cartera comercial registraron un alza de 7,5% a junio, en línea con el repunte económico del primer semestre. El crecimiento de estas colocaciones se aceleraron justamente en mayo y junio. Desde la industria aún ven espacio para que continúe la recuperación.


Los bancos ya reflejan en sus balances la reactivación económica. El primer semestre el país cerró con un crecimiento de 4,7%, el mejor registro desde 2012, mismo hito que lograron las colocaciones comerciales, que alcanzaron su mayor avance en seis años tras marcar un alza de 7,5% a junio.

El crecimiento ocurre pese a que el ánimo del mundo privado parece no reflejar esas cifras; de hecho, los líderes empresariales llamaron este mes al gobierno a ser más proactivo en reformas estructurales que apuntalen el crecimiento. Lo anterior, luego de que el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, pidiera paciencia para esperar las reformas.

No obstante, las discrepancias entre la realidad que muestran las cifras económicas, versus la sensación de consumidores y empresarios de que dicho avance aún no llega a la economía real, en los últimos dos meses del primer semestre se aceleró el ritmo de crecimiento de los préstamos a empresas, ya que en enero retrocedieron 0,2%, en febrero avanzaron 0,2%, marzo registró un alza de 1,7%, y luego 1,1% en abril. Pero en mayo y junio el alza fue de 2,3% cada mes.
El analista de BICE Inversiones, Jonathan Fuchs, refuerza esta idea: “Este aceleramiento en las colocaciones comerciales se puede apreciar que vino principalmente impulsado por los meses de mayo y junio”.

¿Hay efectivamente un repunte en los préstamos comerciales?

Sí, es la respuesta que entregan desde la industria. Sin ir más lejos, la semana pasada, tras su conference del segundo trimestre, BCI señaló que “a nivel nacional sí (se ve un repunte en la cartera comercial), y a nivel particular nuestro, bastante mejor que la industria, porque básicamente se hizo un plan regional y sectorial donde estamos poniendo mucho foco en ciertas regiones y sectores de la economía, donde existen varias oportunidades de desarrollo”.

Por su parte, la Asociación de Bancos en su informe de junio comentó que “este dinamismo se explica por la mayor actividad económica, lo que se traduciría en mayores requerimientos de capital y mayor inversión, en particular de las grandes empresas, como se evidencia en la Encuesta de Crédito Bancario de junio de 2018”.

Según el sondeo que realizó el Banco Central en el segundo trimestre , “la demanda de crédito se percibe más fortalecida para las grandes empresas y en menor medida, para las pymes”. Lo anterior, considerando que aumentó la cifra de instituciones que percibe un mayor dinamismo en grandes empresas (desde 33% a 44%) y pymes (desde 15% a 31%), destacando que una parte de los bancos consultados considera que la demanda se fortaleció sustancialmente en ambos segmentos, 19% para las grandes empresas y 8% para las pymes.

¿Quiénes lideran el alza?

“El principal sector que están impulsando el crecimiento son las empresas de tamaño mediano, todavía el sector de grandes empresas se ve un poco reprimido”, explica Fuchs.

“A nivel de productos, el crecimiento en esta cartera sigue liderado por los préstamos comerciales, en tanto las colocaciones de comercio exterior exhiben su primer registro positivo desde mayo de 2016, aun cuando el tipo de cambio se apreció 2,3% en 12 meses. Por su parte, el crecimiento de los créditos comerciales a grandes empresas (cartera individual) continúa dinámico, exhibiendo una expansión de 6,4% a junio, lo que representa gran parte del avance de esta cartera“, dice la Abif en el informe.

Con todo, aún habría espacio para que sigan creciendo las colocaciones totales del sistema en el segundo semestre, proyecta Fuchs. “Estimamos que el crecimiento debería estar en torno al 10%-11% en el año, esto considerando un PIB para 2018 estimado en 3,8% y una tasa de inflación de 2,9%”, puntualiza.

Aunque la cartera comercial de la banca ya refleja las mejores cifras económicas del país, el mercado de bonos aún no está tan seguro. Si bien las colocaciones han sido varias este año, aún hay muchas de estas emisiones que son para refinanciar deuda, y no para financiar nuevos proyectos, comentan desde la industria. Con todo, esperan que esto cambie en el segundo semestre.

De todos modos, ya hay empresas que emiten deuda con este último fin. Ese fue el caso de CCU la semana pasada, que colocó un bono por UF 3 millones a 18 años, donde el 75% sería para refinanciamiento y 25% plan de inversión.

Seguir leyendo