Axel Christensen

Axel Christensen

Director de Estrategia de Inversiones para América Latina e Iberia de BlackRock

Pulso

¿Es contagiosa la influenza turca?

Las posibilidades de contagio en los diferentes países dependerá fundamentalmente de su vulnerabilidad


Los últimos días los mercados de países emergentes se han visto impactados por una crisis financiera de proporciones en Turquía. Una parte importante de las causas de detrás de los problemas turcos son de origen local: alto déficit fiscal y de cuenta corriente, elevada inflación, bajas reservas, significativo porcentaje de su deuda en moneda extranjera, que se vieron amplificados por las recientes tensiones con EEUU Sin embargo, ha podido generar algún grado de contagio a otros mercados emergentes, principalmente a aquellos que presentan vulnerabilidades similares, como es el caso de Argentina.

Estos episodios de contagio financiero -no poco frecuentes en mercados emergentes- generan tanto reacciones de preocupación pero también presentan oportunidades. La clave entre amenaza y oportunidad radica en identificar cuáles variables pueden afectar la percepción de inversionistas. En el caso de Turquía, que venía mostrando altos niveles de crecimiento de su PIB, una cifra clave es su situación de doble déficit: 3.1% del PIB de mayores gastos que ingresos fiscales proyectados para el 2018 por parte del FMI, en el caso de la cuenta corriente, el déficit proyectado alcanza a 5.5% del PIB. El abultado incremento de precios -casi 11% esperado para este año- también es un flanco débil, que ha llevado al banco central a mantener elevadas tasas de interés, incluso antes del reciente incremento para hacer frente a la caída de la lira turca. Todo lo anterior configura un cuadro que expone las vulnerabilidades de la economía de Turquía y su necesidad de flujos externos para alimentar su crecimiento económico.

Cuando revisamos estos indicadores en otros países emergentes, es posible identificar dónde existen mayores probabilidades de contagio y en qué situaciones los efectos debieran de ser más transitorios. En el caso de Argentina, el déficit fiscal proyectado por el FMI para el 2018 alcanza el 5.5% del PIB, mientras que el déficit de cuenta corriente, un 5.1% del PIB. La inflación en 12 meses a julio ya roza un 30%. Sin embargo, Argentina no comparte con Turquía la escalada de tensiones con EE.UU. y el alto riesgo de la zona geográfica en la que se encuentra.

El cuadro ilustra cómo el índice de riesgo soberano elaborado por el Instituto de Inversiones de BlackRock -que recoge cerca de 30 indicadores financieros además de perspectivas políticas- tiene una alta correlación con el reciente desempeño de las monedas, destacando claramente la situación vulnerable de Turquía y Argentina (y mucho más sólida de Corea del Sur). Se puede concluir que la influenza turca ciertamente puede ser contagiosa, muy seria para los que tienen síntomas similares pero apenas unos estornudos para aquellos que se mantienen sanos.P

* El autor es director de Estrategia de Inversiones para América Latina e Iberia de BlackRock

Seguir leyendo