CPC y centrales sindicales proponen incluir media hora de colación a la jornada laboral

cpc

De acuerdo con la entidad empresarial, el preacuerdo alcanzado con gremios de trabajadores tiene como foco cumplir con las expectativas de trabajar menos horas, pero manteniendo las remuneraciones. Se bajaría así a 42,5 horas semanales.




El proyecto de ley que reduce la jornada laboral de 45 a 40 horas pasó su primera etapa en la Cámara de Diputados. Y por ello, para ser parte de la discusión que se avecina en el Senado, la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC) junto con tres centrales sindicales -a excepción de la CUT-entregaron una propuesta a la mesa técnica que el gobierno conformó para estudiar la materia.

De allí que la CPC levantó una propuesta para reducir la jornada laboral. En el sustancial, el gremio empresarial planteó que el mínimo legal destinado para la colación (media hora) se incorporara dentro de la jornada laboral. Con esto, pasaría de ser de 45 horas efectivas semanales a 42,5 horas efectivas semanales.

Dentro de este mismo punto, la iniciativa contempla un régimen especial de gradualidad no mayor a cinco años para aquellas empresas que, por su realidad productiva, no puede rebajar de manera inmediata esta media hora. Para dicho grupo, plantea que la compañía pague un recargo de 25% a sus trabajadores por haber laborado este tiempo.

Según detalló el gerente general de la CPC Fernando Alvear, "la idea de incorporar la media hora de colación dentro de la jornada laboral, nos permitía responder a la demanda que decía relación con trabajar menos, pero no por eso dejar de percibir los mismos ingresos".

En otros aspectos, la propuesta contempla modificaciones para facilitar los pactos sobre condiciones especiales de trabajo. En este punto, plantea que los acuerdos se podrán zanjar sin importar el porcentaje de representatividad sindical. Es decir, cambia la ley actual que establece que la representación sindical debe ser del 30% para poder pactar. Para los sindicalizados la vigencia de lo acordado será de tres años con derecho a ser renovado.

Este mismo punto también sugiere que en las empresas donde no existan sindicatos, los pactos podrán ser acordados entre la empresa y un grupo de trabajadores que representen el 50% del total de la empresa, establecimiento o departamento involucrado. Para este grupo el acuerdo entre las partes tendrá una vigencia de un año y también podrá ser renovado.

La iniciativa también plantea incorporar un rol más activo de los sindicatos dentro de los programas de capacitación laboral que dictan las empresas a sus trabajadores, y sugiere modificar la jornada parcial, permitiendo que estas puedan desarrollarse en forma discontinua.

Comenta