CPC: "Estamos en shock con adelanto del proyecto de las 40 horas (…) Está siendo súper difícil ser empresarios"

Alfonso swett

Alfonso Swett, presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC).

Alfonso Swett elevó el tono de crítica hacia el proyecto de Camila Vallejo. "Estamos perforando la institucionalidad en Chile", sostuvo.




El presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), Alfonso Swett, elevó aún más el tono de crítica y preocupación por el avance del proyecto de Camila Vallejo de una jornada laboral de 40 horas a la semana.

El líder de los empresarios dijo en entrevista con Emol TV que más allá de "mirar el golpe" que supone esta iniciativa (en régimen, si es que se aprueba) a los costos laborales y/o utilidades de las empresas, lo que verdaderamente les preocupa es el "gran daño que se le puede hacer a la sociedad".

"Estamos perforando la institucionalidad en Chile. Porque básicamente (…) que hoy tengamos bajas tasas para endeudarnos, que todavía tengamos posibilidades de crecer tiene que ver con un elemento fundamental en la economía chilena que es la política fiscal responsable que la maneje solo uno, que es el Ejecutivo", dijo Swett.

El timonel de la CPC recordó las palabras del ministro de Hacienda, Felipe Larraín, respecto de que esta medida supone costo fiscal, una atribución exclusiva del poder Ejecutivo.

"Nosotros estamos realmente en shock que se haya adelantado este proyecto para el lunes", dijo Swett en la entrevista, sobre esta iniciativa que empuja el PC y que rivaliza con el de las 41 horas con flexibilidad del gobierno.

En ese contexto, el líder de los grandes empresarios afirmó que cada vez se hace más difícil en Chile ser empresario. Ello por el aumento de los costos laborales que significan una serie de iniciativas como la sala cuna, el 4% adicional con cargo al empleador (pensiones), las resoluciones ambientales, la tasa impositiva que pagan las grandes empresas (mayores que la OCDE), y también el efecto de la competencia en algunas actividades que han terminado con una serie de emblemáticas empresas locales.

"Está siendo súper difícil ser empresa. Se nos está siendo difícil ser empresarios. Se nos está siendo difícil ser empresa. Y el problema que no se dan cuenta que la empresa no es un empresario: son sus trabajadores, son sus proveedores. Son las familias de ellos. Empresa no es igual a empresarios. Empresa es igual a trabajador, proveedor, comunidad", afirmó el dirigente, advirtiendo sobre lo que denominó "inflación de costos".

Con todo, Swett dijo que estaban comprometidos con las mejores pensiones y que "ahí" el sector empresarial "debe hacer un esfuerzo". "Con sala cuna estamos comprometidos, tenemos que hacer un esfuerzo. Vamos sumándole más costos. Ahora con este proyecto (de las 40 horas")...vamos a terminar con este proyecto, solo las 40 horas, tenemos 20% mayor de costo laboral", afirmó.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.