¿Quiénes son los principales involucrados? Las claves para entender los FinCEN Files

FILE PHOTO: James von Moltke, CFO of Deutsche Bank AG, speaks during the bank's annual news conference in Frankfurt, Germany January 30, 2020. REUTERS/Ralph Orlowski/File Photo

Los bancos han cumplido con su deber con los reguladores, pero preocupa que los procesos utilizados no sean suficientes para prevenir el financiamiento de actividades ílicitas.




Los FinCEN Files siguen develando tramas que ligan a la banca con transacciones sopechosas de ser ilícitas, algunas de ellas bajo investigación, otras aún en los escritorios de los reguladores esperando ser atendidas.

1- ¿Qué son exactamente los FinCEN Files?

De acuerdo con la Ley de Secreto Bancario de Estados Unidos, las instituciones financieras con actividad en el país están obligadas a facilitar un Informe de Actividad Sospechosa (SARs), cuando detectan alguna actividad ilícita entre sus empleados o sus clientes. El reporte se entrega ante la Red de Ejecución de Delitos Financieros (FinCen), instancia que procede con una investigación del incidente.

Esos reportes sobre personas involucradas en lavado de dinero, crimen organizado y financiamiento del terrorismo, son los que se filtraron el pasado domingo. BuzFeed News accedió a los documentos presentados entre los años 1999 y 2017, para luego difundirlos coordinadamente con el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación para su difusión (ICIJ), que sabe de estos temas, dado que fue el mismo organismo que develó los Panama Papers.

2- ¿Quiénes son los principales involucrados?

Deutsche Bank es el protagonista indiscutido de la filtración, con más de la mitad de los reportes que hoy están bajo el escrutinio público. Entre los reportes de actividad sospechosa que presentó el prestamista alemán se cuenta “la transferencia de más de US$750 millones de los intereses comerciales de Ihor Kolomoisky en Estados Unidos”, un oligarca ucraniano ligado a casos de corrupción y cuya empresa estuvo a cargo de la planta Warren Steel cuando ocurrió una explosión en 2011 en Ohio, la cual develó graves irregularidades.

También ofrecieron reportes JPMorgan, Bank of New York Mellon, Barclays, Standard Chartered, HSBC y Société Générale, entre otros que durante el período de 18 años informaron transacciones sospechosas que en su conjunto movilizaron un total de US$2 billones (millón de millones). En tanto, entre los personajes que aparecen en los archivos se cuenta Alejandro Ceballos y Samark José López Bello, de Venezuela; Arkady y Boris Rotenberg, de Finlandia, y la familia Khrapunov, de Kazajistán, todos acusados de corrupción.

3- ¿Qué es lo que causa revuelo?

Al presentar estos reportes los bancos aludidos cumplieron con su deber. “No vemos riesgos materiales provenientes del escrutinio de FinCEN, ya que los bancos informaron transacciones según lo requerido”, sostuvo Brian Kleinhanzl, analista de Keefe Bruyette & WO. Sin embargo, lo que preocupa a parte del mercado (las acciones bajaron el primer día) es la persistencia de estos hechos en el tiempo, incluso después de que algunos como HSBC tuvieran que pagar multas por sus probados lazos con el crimen organizado mexicano. Hay una duda razonable, dicen , sobre los procedimientos que se están utilizando para impedir que el crimen organizado opere con la complicidad del sector financiero.

“Seguimos ejecutando un sistema que se construyó hace 25 años cuando se tardaba cinco días en liquidar un pago, pero ahora el dinero se mueve con solo tocar una aplicación o un botón, por lo que creo que el sistema es lo que debemos estar mirando aquí, más que los propios bancos”, señaló Tom Keatinge, director del Centro de Estudios de Seguridad y Delitos Financieros en RUSI.

4- ¿Se justifica la caída de las acciones de los bancos?

Aunque menos que en la primera jornada de la semana, ayer las acciones de los bancos involucrados en el escándalo volvieron a ceder. “La magnitud y la publicidad dada a la investigación de los SARs obliga a los reguladores bancarios a investigar la situación. La probabilidad de multas y nuevos requisitos es alta”, señala a PULSO Richard Bove, investigador senior de Odeon Capital Group, a la hora de explicar las bajas.

Sin embargo, desde su punto de vista “también es probable que no haya un impacto duradero en las ganancias de los bancos o en sus tasas de crecimiento secular. Por lo tanto, las acciones se están sobrevendiendo”.

Brian Kleinhanzl, analista del banco boutique y corredora Keefe Bruyette & WO, también pone paños fríos a los movimientos observados en el mercado, atribuyendo las bajas de ayer a los temores de una lenta recuperación económica de Estados Unidos. “En este momento, no vemos riesgos materiales provenientes del escrutinio de FinCEN, ya que los bancos informaron transacciones según lo requerido”, indicó.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.