David Bravo se suma a las voces que piden que el INE agilice sus cambios a la encuesta de empleo

Autor: Pía Toro

12 AGOSTO de 2013/ VALPARAISO En la comisión Investigadora del funcionamiento del Instituto Nacional de Estadísticas INE de la cámara de diputados recibe Isabel Millán Valdés, Jefe de División, Observatorio Social, Ministerio de Desarrollo Social. - David Bravo Urrutia, Director Centro de Microdatos de la Facultad de Economía y Negocio de la Universidad de Chile (FEN). - Magda Ruiz, Coordinadora y Asesora Área Demografía e Información del Centro Latinoamericano de Demografía (CELADE). - Osvaldo Larragaña Jiménez, Asesor de Política Social, del Programa Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). - Felipe Zamorano Valenzuela, Jefe comisión de Estudios Habitacionales y Urbanos del Ministerio de Vivienda y Urbanism, que propuso la realización de un nuevo censo. FOTO: PABLO OVALLE ISSASMENDI/ AGENCIAUNO

El director del Centro de Estudios y Encuestas Longitudinales de la UC señala que los cambios “no se condicen con la relevancia y magnitud de los problemas encontrados en las cifras del INE”.


El Instituto Nacional de Estadísticas INE, en su última entrega de los datos de desempleo nacional, reconoció las debilidades de las estadísticas que estaba presentando, advirtiendo que las cifras debían ser analizadas con cautela.

En ese contexto, generó un plan de actualización del marco muestral que comienza con los datos recogidos en noviembre de 2018 y va gradualmente implementándose para terminar el primer semestre de 2020.

Para David Bravo, director del Centro de Estudios y Encuestas Longitudinales de la UC “es un avance importante que el INE esté incorporando la información de los datos administrativos y presente un contraste entre sus cifras y la encuesta de empleo, así como que se haya comprometido a realizarlo mensualmente”.

Sin embargo, el académico se sumó a los dichos del subsecretario del Trabajo, Fernando Arab, quien señaló que espera que el INE acelere este proceso de ajustes. “El INE debe avanzar más rápido. “No se condice la relevancia y magnitud de los problemas encontrados en las cifras del INE, especialmente para la evaluación de la situación del mercado laboral, con la gradualidad de la solución. La situación del mercado laboral es fundamentalmente distinta cuando se miran los registros administrativos. Este hecho y los problemas relevados debieran dar lugar a acciones rápidas de corrección”.

Hernán Frigolett y reforma tributaria: “No estamos por decir que la desintegración es la propuesta del PS”

Estas mejoras en la encuesta de empleo del INE, se da tras el desencaje que existe entre los datos autorreportados en estas y los administrativos del Estado. En ese contexto, Bravo analizó la subestimación que ha significado este desajuste.

“Cuando se toma al total de los trabajadores dependientes que cotizaron (Superintendencia de Pensiones) y se los compara con la proyección de personas proveniente de la encuesta de empleo del INE (en el universo comparable), hay una subestimación sistemática desde 2010. Más aún, dicha subestimación ha sido creciente, especialmente a partir de 2014. Así, la subestimación fue de 41 mil personas en 2013 y cercana a 260 mil personas en 2018”, señala el economista.

Además asegura que estos datos también muestran que la subestimación ha sido mucho más importante en mujeres que en hombres, por ejemplo, en 2018 la subestimación fue de 100 mil hombres (un 3,4% del total) y 160 mil mujeres (un 7,6% del total).

Para Bravo si bien valora los cambios realizado por el INE, no es suficiente. “Hay evidencia irrefutable -hace ya bastante tiempo- de estos problemas y de otros, como la significativa subestimación de la población migrante. He planteado y lo reafirmo aquí, que es necesario un análisis autocrítico en mayor profundidad por parte del INE sobre las causas de este desalineamiento tanto con datos administrativos como con la realidad (el caso de los migrantes)”.

Seguir leyendo