PULSO

PULSO

Pulso

Debate en torno a la Reforma Tributaria

Lo realmente importante es que fruto de un debate profundo y ausente de prejuicios, se avance en el desarrollo y la aprobación de una Reforma Tributaria que realmente cumpla con el objetivo de promover la inversión.


El alza de impuestos a las personas naturales de más altos ingresos, desde una tasa de 35% a 40% se ha intentado presentar como una moneda de cambio para que el gobierno pueda lograr el respaldo necesario para la reintegración del sistema tributario contenida en el proyecto de ley enviado por la autoridad al Congreso.

A nivel político ha surgido esta visión, pero también en el mundo privado. Fue el propio Alfonso Swett, presidente de la CPC, quien propuso, a título personal, que estaba dispuesto a analizar este camino.

Esta posición le costó la respuesta del presidente de la Sofofa, Bernardo Larraín, quien -además de criticarle el hecho de dar a conocer una opinión personal-, se mostró en desacuerdo con explorar esta posibilidad. Más tarde, en una columna conjunta, los líderes gremiales calificaron las diferencias como naturales y positivas y que son producto de distintas estrategias para conseguir el objetivo de alcanzar un crecimiento sostenible. En medio de ese debate, fue el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, quien le cerró la puerta a subir impuestos a las personas.

Con todo, lo realmente importante es que fruto de un debate profundo y ausente de prejuicios, se avance en el desarrollo y la aprobación de una Reforma Tributaria que realmente cumpla con los objetivos de promover la inversión, y al mismo tiempo, ser neutra en términos de recaudación, tal como se ha comprometido el gobierno.

Para eso, para lograr el propósito pro inversión, es necesario avanzar en medidas de largo plazo, que generen reglas del juego claras para los inversionistas; un sistema tributario más simple y que no les complique la vida a las empresas, especialmente a las de menor tamaño; y caminar hacia una tasa tributaria corporativa más competitiva en relación al resto del mundo, en un contexto donde varios países han optado por disminuir la tasa de impuestos corporativos para, de esta manera, generar más incentivos para invertir en el país.

Seguir leyendo