Decisión de Santander de terminar con Transbank sería “muy positivo para la industria” y los clientes del banco

El doctor en economía de la Universidad de Georgetown, Rodrigo Harrison, hace seis años hizo un informe para la SBIF, precisamente sobre las sociedades de apoyo al giro.


Luego de 21 años,  Santander anunció que no renovará su contrato de adquirencia con Transbank, lo que se hará efectivo desde el próximo año. ¿Qué implica esta decisión?, ¿cómo afecta a los usuarios y a la industria?

Transbank actúa como operador y adquiriente, es decir, procesa las operaciones y a la vez afilia a los comercios para que estos acepten las tarjetas de los bancos a través de sus puntos de venta, o POS, por lo que cobran una comisión, o merchant discount.

El académico del Instituto de Economía UC y Doctor en economía de la Universidad de Georgetown, Rodrigo Harrison, hace seis años hizo un informe para la SBIF precisamente sobre las sociedades de apoyo al giro, por lo que conoce de cerca el tema.

“No sabemos cuál es el plan estratégico de Santander. Entiendo que van a seguir usando la red física de Transbank, por lo tanto van a tener a disposición de los clientes los mismos POS que tienen ahora, pero van a poder negociar de manera distinta con los locales comerciales. Creo que en el mediano plazo, cuando se estabilice esto, solo va a poder ayudar de manera positiva a los clientes de Santander y del resto de la industria”, indicó.

Santander mantiene el contrato con Transbank desde 1997, y no será renovado. ¿Que implicaría esto para los clientes?. “Yo esperaría que haya más competencia. Con la tarjeta de crédito yo podría optar a cosas que hoy no son factibles, ya que el banco tienen poca flexibilidad para que los usuarios tengan algún precio especial o cuotas que no se pueden ofrecer, porque Transbank lo tiene parejo para todos. Ahora el banco va a poder determinar su estrategia de llegada a los clientes finales y eso es más auspicioso, para un montón de productos nuevos relacionados a tarjetas de crédito, y yo esperaría que esto fuera solo positivo”, agregó el académico.

Posibles implicancias para la industria

Santander no es la única entidad que ha entrado de lleno en el tema. Visa estaría cerca de implementar su propio switch. Se espera que la compañía tenga lista su red a fines del primer semestre o comienzos del segundo del 2019, incluyendo la conexión de los bancos con ella.

“Era de esperar que la industria algún día se adecuara a los estándares y la forma de operar del resto del mundo. Yo creo que es una buena noticia, pero la dejaría en observación todavía, hasta ver cómo evoluciona, cómo reaccionan los otros bancos, y cómo va a reaccionar Transbank. Si esto se queda así no es muy significativo, pero yo esperaría que los otros bancos reaccionaran”, sostuvo Harrison.

Además el académico precisó que “si uno ve en la historia,  hay hitos regulatorios que dieron origen a esta única red, y que tenía de cierta manera privilegios en la relación con el comercio. Pero en otros países es totalmente distinto, que es lo que esperaría que ocurriera acá, es decir, que apareciera competencia en redes y en la relación de los comercios.

 

 

 

 

 

 

 

 

Seguir leyendo