Devaluación de las monedas y menor demanda de energía por el Covid-19 golpean los resultados de Enel Américas

Las ganancias de la compañía totalizaron US$825 millones el 2020, cifra que representó un retroceso 48,9% el 2020 frente al año anterior,




Las ganancias de Enel Américas, la filial de la italiana Enel que opera los negocios de generación, transmisión y distribución en Argentina, Brasil, Colombia y Perú, totalizaron US$825 millones el 2020, cifra que representó un retroceso 48,9% el 2020 frente al año anterior, explicado por una alta base de comparación en Argentina, un impacto negativo por efectos cambiarios, y la menor demanda de energía ante la crisis sanitaria.

“Los ingresos acumulados a diciembre 2020 mostraron una caída de 14,8% comparado con el ejercicio 2019, llegando a US$ 12.193 millones, explicado por menores ingresos en los cuatro países en que operamos”, dijo la compañía.

El Ebitda (ganancias antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones) cayó 21,1% en términos acumulados alcanzando a US$3.154 millones.

El descenso se debió principalmente a una caída en Argentina debido a que el año pasado hubo un reconocimiento extraordinario de US$203 millones, producto del acuerdo suscrito entre Edesur y el Estado Argentino por reclamaciones pendientes, dijo la empresa.

A esto se sumó un impacto negativo de US$745 millones producto de la devaluación de las monedas en los 4 países, que afectó en especial el resultado de Brasil, y una reducción de la demanda producto de Covid-19, añadió.

Esto fue parcialmente compensado por menores gastos de personal por US$89 millones en Enel Distribución Sao Paulo, explicados por una reducción del pasivo por pensiones por una migración voluntaria de empleados a un plan de contribución definida.

Recuperación en la demanda

Al respecto, Maurizio Bezzeccheri, gerente general de Enel Américas, señaló que “en el año 2020, el Ebitda alcanzó los US$3.154 millones, lo cual representa una caída de 14,8% respecto al año anterior. Sin embargo, esta caída se explica principalmente por una fuerte devaluación de las monedas en los países en que operamos, sumado a una contracción de la demanda de energía producto de Covid-19″.

En este sentido sostuvo que, aislando los efectos extraordinarios y de tipo de cambio, el Ebitda hubiese aumentado en 0,6%.

Asimismo indicó que “respecto de la demanda de energía, estamos viendo ciclos positivos de recuperación de la demanda de energía eléctrica en todos los países en que la compañía está presente. En la segunda mitad del 2020, el consumo de energía mostró señales de recuperación”.

En cuanto a la fusión de la compañía con Enel Green Power Américas, el ejecutivo recordó que en diciembre pasado, más del 80% de los accionistas respaldaron esta operación con lo que afirmó “esperamos en el segundo trimestre de este año darla por finalizada y de esta manera comenzar una nueva etapa de Enel Américas en la región”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.