Economista jefe de Bci: “Vemos una desaceleración más marcada, pero no una recesión”

Alexander Brown/ La Tercera

Además, Sergio Lehmann plantea que también "la inflación está siendo más baja de lo esperado y eso ha llevado a cambiar la perspectiva para la política monetaria (nacional)".


Los indicadores de producción industrial de Alemania y Francia siguen mostrando caídas, mientras la pendiente de la curva del Tesoro en EEUU fue negativa por primera vez desde 2007, ¿qué tan complejo es el panorama externo?

-Lo que vemos es una desaceleración de la economía mundial más marcada de lo previsto. Algo de eso nos había adelantado la Reserva Federal durante la semana, ya que revisó a la baja sus proyecciones de crecimiento. Lo mismo estamos viendo para Europa, donde el Banco Central Europeo recortó a la baja sus proyecciones para este año.

¿Qué tan probable es una recesión en EEUU y Europa?

-La evidencia muestra que cuando la pendiente de la curva del Tesoro es negativa es un buen anticipador de recesión, pero eso no siempre ha sido así. Sin embargo ha generado preocupación.

Hay metodologías que permiten calcular la probabilidad de recesión usando los precios de los activos y dentro de esos insumos está la pendiente de la curva de EEUU. De acuerdo al menos con esa metodología, hay una probabilidad de recesión de 25% para Estados Unidos.

¿Su escenario base entonces no es de una recesión?

-Vemos una desaceleración más marcada de lo anticipado, pero no una recesión. Y esto se debe a dos hechos que podrían ocurrir dentro de las próximas semanas y que puede generar alivios y un impulso para la economía.

El primero es que Alemania tiene espacio fiscal para dar un impulso, y de esa manera, evitar un escenario más complejo. Hay también buenas señales de que EEUU y China lleguen a acuerdo y así evitar la guerra comercial, lo que despejaría la incertidumbre presente.

¿Cómo queda Chile en este nuevo panorama internacional?

-El escenario externo es más débil de lo previsto, al mismo tiempo la inflación está siendo más baja de lo esperado y eso ha llevado a cambiar la perspectiva para la política monetaria.

El BC tiene más espacio para esperar y ver cómo se van moviendo las variables internacionales. Algo de eso esbozaron durante esta semana el presidente Mario Marcel y el consejero Joaquín Vial. Hoy día los mercados financieros no tienen incorporada un alza de tasa este año y eso puede ser una posibilidad.

¿Usted suscribe esa trayectoria?

-Nosotros proyectamos un alza para fines de año, pero esa probabilidad ha ido bajando y dado lo que se está ocurriendo a nivel externo es probable que se postergue hacia 2020.

Seguir leyendo