EEUU y UK sospechan de Huawei y su rol en 5G

Autor: FG/Agencias

En el caso estadounidense, la administración Trump estaría cerca de prohibir a firmas del país la compra de equipos no sólo de Huawei, sino que también de ZTE.


A los dos lados del Atlántico se está desplegando la red 5G y el papel que las empresas tecnológicas chinas pueda tener en ese proceso preocupa tanto a Washington como Londres. La administración de Donald Trump es la que avanza con más velocidad en la materia, con una orden ejecutiva en la puerta del horno para prohibir a las empresas estadounidenses la compra de equipos Huawei y ZTE.

Ocho meses se llevaría trabajando en la medida, que sería implementada en enero, de acuerdo a lo consignado a Reuters por dos fuentes cercanas a la Casa Blanca. La orden sería ejecutada por el Departamento de Comercio y se implementaría de manera urgente, justamente porque los operadores de EEUU buscan en este preciso momento socios para la implementación de la red 5G en el país.

Aunque es poco probable que la orden, basada en la Ley de Poderes Económicos de Emergencia Internacional, mencione directamente a Huawei o ZTE, se espera que los responsables de Comercio lo interpreten como una autorización para limitar la propagación de productos fabricados por estas dos compañías, debido a la sospecha de que operen para Beijing, espiando a los estadounidenses.

En el caso británico, fue ministro de defensa, Gavin Williamson, quien se pronunció al respecto. “Tengo serias y muy profundas inquietudes acerca de que Huawei proporcione la red 5G en Gran Bretaña. Es algo que tendríamos que mirar muy de cerca”, dijo Williamson, de acuerdo con el diario local The Times.

Esta es la primera vez que una autoridad del Reino Unido (UK) manifiesta inquietudes. “Tenemos que ver lo que están haciendo socios como Australia y los Estados Unidos para garantizar que tengan la máxima seguridad de esa red 5G y tenemos que reconocer el hecho, como se ha expuesto recientemente, de que el Estado chino a veces actúa de una manera maligna”.

Pese al creciente ambiente negativo que encara Huawei a nivel internacional, la gigante china proyecta US$108.500 millones de ingresos para 2018, un incremento de 21% en relación al mismo periodo del año anterior. “No importa cómo cambie esta situación tormentosa, nuestra estrategia de adquisiciones, en particular con respecto a los proveedores estadounidenses, no cambiará”, indicó CEO rotativo de Huawei.

Seguir leyendo