Ejecutivo de Nissan sale en libertad bajo fianza

Greg Kelly, the former deputy of ousted Nissan chairman Carlos Ghosn, is seen in the car, as he leaves after being released from a detention centre in Tokyo

Greg Kelly es acusado de no informar los ingresos de su jefe, el ex presidente de la compañí­a Carlos Ghosn.




El ejecutivo de Nissan Greg Kelly salió en libertad bajo fianza el martes en Japón, donde está acusado de no informar los ingresos de su jefe, el ex presidente de la compañí­a Carlos Ghosn.

El Tribunal de Distrito de Tokio aprobó la solicitud de Kelly poco antes afirmando que el estadounidense serí­a puesto en libertad bajo una fianza de 70 millones de yenes (635.600 dólares). Estuvo 37 dí­as detenido.

Imágenes de televisión mostraron a Kelly con gafas, vestido con un abrigo beige saliendo a pie lentamente del centro de detención y metiéndose a un coche negro.

Dentro del vehí­culo, el ejecutivo se sentó junto a su abogado y se fue mirando de frente mientras los reporteros lo fotografiaban. Se espera que vaya a un hospital para que lo atiendan de su problema crónico de cuello.

Kelly y Ghosn estaban detenidos en Tokio desde sus arrestos ocurridos el 19 de noviembre. Fueron acusados de no declarar pagos a Ghosn por unos 5.000 millones de yenes (44 millones de dólares) entre 2011 a 2015.

El abogado japonés de Kelly solicitó la libertad bajo fianza luego de que el tribunal desestimó la solicitud de los fiscales para prolongar la detención para que se investigara su segunda acusación sobre no informar pagos por 4.000 millones de yenes (36 millones de dólares).

Siguen pendientes los cargos por una acusación de no haber informado los pagos y no se ha fijado una fecha para el juicio.

Ghosn estará detenido hasta el 1 de enero o más, debido a que también enfrenta acusaciones de abuso de confianza.

Los fiscales alegan que existe el peligro de que Ghosn y Kelly huyan. Tras ser puesto en libertad, Kelly tendrá que seguir las reglas impuestas por la corte, incluida su residencia, viajes y otras condiciones, dijeron los fiscales.

Los arrestos de un í­cono de la industria y de su mano derecha han atraí­do la atención internacional y han planteado preocupaciones sobre la práctica japonesa de detenciones prolongadas.

Nissan ha retirado a Kelly como director representativo y a Ghosn como presidente, pero todaví­a son miembros de la junta de la compañí­a. La junta de Renault SA, el socio francés de Nissan, lo ha mantenido, aunque nombró un presidente interino. En tanto, Mitsubishi tomó una medida similar a la de Nissan.

Kelly, de 62 años, se incorporó a Nissan Norteamérica en 1988 y trabajó en asistencia jurí­dica y recursos humanos en la compañí­a. Ha sido miembro de la junta de la automotriz desde 2012.

Comenta