Empresariado advierte impacto en empleo y se suma al llamado de paz social del gobierno

CPC jornada laboral

FOTO: SEBASTIAN BELTRAN GAETE/AGENCIAUNO

El presidente de la CPC, Alfonso Swett, advirtió que existe la posibilidad de una recesión técnica. En tanto, Andrónico Luksic, junto con apoyar la paz social, celebró la idea de avanzar en una nueva Constitución.




Ante un eventual recrudecimiento de la grave crisis social que ha afectado ya por casi cuatro semanas al país y que ha deteriorado significativamente parte del aparato productivo; el "fantasma" de una recesión en Chile es un escenario que empieza a configurarse como plausible dentro del empresariado.

Así al menos se planteó ayer en el consejo ejecutivo de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC). A modo de advertencia el presidente de la entidad, Alfonso Swett, avizoró que de continuarse deteriorando el aparato productivo, como consecuencia de los hechos violentos registrados en diferentes puntos del país, el riesgo que Chile caiga en recesión es alto.

"Vemos riesgo de recesión", dijo y explicó que "para entrar en recesión técnica son dos trimestres, por lo que tendríamos que llegar hasta marzo con números bajo cero como los que vamos a registrar en octubre y muy probablemente en noviembre".

Dado lo anterior, dimensionó lo que podría significar para Chile entrar en una recesión, y en este punto, hizo hincapié no solo en lo afectado que se vería el país en términos de menor crecimiento económico, sino también en lo negativamente impactado que se vería el empleo y el consumo.

Por todo esto, hizo un llamado a acoger "con mucha generosidad este llamado a la paz a través de un pacto social", porque de lo contrario advierte que "lo que vamos a tener no es solo una recesión larga, sino que también una muy profunda".

Patricio Donoso, presidente de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), indicó que "cuando se juntan los malos indicadores por varios meses seguido, la recesión es una posibilidad".

Una posición contraria fijó el presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), Manuel Melero, quien afirmó que "no estamos para hacer comentarios de salón. Nosotros no queremos tener una visión pesimista, ni queremos hacer proyecciones, lo que queremos es trabajar y que se reactive el sector que ha sido el más afectado de todos".

En tanto, el presidente de la Asociación de Bancos e Instituciones Financieras (Abif), José Manuel Mena, aseguró que "la situación actual se va a ver reflejada de forma negativa en las cifras de crecimiento de los próximos trimestres, por lo que la caída de la actividad será muy profunda y un escenario de recesión técnica es probable".

Llamado a la paz

El empresariado también se sumó al llamado de paz social que hizo este martes en la noche el Presidente Sebastián Piñera, tras la violenta jornada de ese día. En esta línea, se pronunció el empresario Andrónico Luksic, quien además de manifestarse a favor de la recuperación de la paz social en el país, celebró la idea de avanzar en una nueva Constitución. Así, el presidente de Quiñenco, expresó a través de su cuenta en Twitter: "Sí a los cambios. Sí a una nueva Constitución. Avancemos juntos en estos grandes desafíos. El camino que lo decidan los ciudadanos, de manera democrática y libre. Sin violencia, sin rabia, ni rencor", remarcó.

Más tarde, el presidente de la Sofofa, Bernardo Larraín Matte, condenó enérgicamente todo acto de "anarquía o llamados irresponsables que validen la violencia, que tienen sumido en el miedo a la ciudadanía. En este punto, dijo que el país requiere de "un acuerdo entre gobierno y oposición, para que por sobre sus agendas políticas, comprometan su apoyo a la paz".

Y en la misma línea que Luksic, Larraín Matte se mostró dispuesto a impulsar una nueva Constitución a partir de una participación ciudadana "profunda e incidente, la que solo con paz social puede ser realizada en libertad". Mena también se sumó al resto del empresariado: "Lo importante es generar un acuerdo de paz, para volver a recuperar la normalidad y por consiguiente poder seguir reforzando la inversión y, por ende, continuar creando empleos sustentables". Desde la SNA, Ricardo Ariztía subrayó que "solo la voluntad política y el diálogo entre todos los actores permitirán a Chile seguir adelante". Por último, el presidente de la CCS, Peter Hill, manifestó que "la institución gremial se suma al llamado efectuado por el Presidente en pos de la paz, el entendimiento y el cese de la violencia".

Comenta