Enap asegura que faenas operan con normalidad y prevé menores ventas

enap

La empresa afirma que se han realizado las gestiones para reforzar el volumen de inventarios.


Con normalidad están operando las faenas de producción y logística de Enap. La compañía implementó diversas medidas frente a la propagación del coronavirus, para resguardar la salud de los trabajadores y mantener la continuidad operacional con los cargos críticos.

“Nuestro plan para esta contingencia contempla hacer todos los esfuerzos para mantener el suministro de combustibles líquidos y gas, y la producción en nuestras plantas, contando con cargos y funciones críticas para dar continuidad. Asimismo, hemos hecho las gestiones necesarias para reforzar el volumen de inventarios”, dijo a PULSO Andrés Roccatagliata, gerente general de Enap.

Enap cuenta con un comité de crisis que diariamente revisa las medidas para gestionar lo necesario para sobrellevar la situación de emergencia que enfrenta el país. Además, aseguró que está en coordinación permanente con las compañías distribuidoras y el Ministerio de Energía, revisando niveles de stock y reforzando la distribución. Adicionalmente, señala, está adoptando medidas para asegurar el aprovisionamiento interno en lo necesario para su cadena de actividades.

“Junto con mantener la operación de funciones críticos, estamos anticipándonos instalando la hotelería y seguridad necesaria en nuestras plantas para mantener personal que eventualmente necesite permanecer en ellas. Adoptamos también el teletrabajo a todos los equipos con funciones que lo permiten, entregando todas las herramientas y capacitando para alcanzar a que actualmente un tercio de la dotación esté trabajando remotamente”, indicó Roccatagliata.

El ejecutivo también señaló que se encuentran monitoreando el impacto que la crisis tendrá en las finanzas de la empresa. Por ahora, indicó Roccatagliata, se prevé menores ventas.

"La administración de Enap está monitoreando y evaluando los efectos financieros y operacionales que el Covid-19 tendrá para la compañía. Hasta ahora estimamos que se producirá un menor nivel de ventas y menores márgenes, lo que conlleva a una mayor necesidad de capital de trabajo, producto de mayores importaciones de productos refinados”, explicó el ejecutivo.

En ese sentido, cuenta que se ha conversado la situación con el Ministerio de Hacienda y el de Energía, en vista que será un año complejo y donde lo que prima es la continuidad operacional. “Lo que hemos conversado con Hacienda y el Ministerio de Energía, es que si bien los resultados son importantes y este será un año difícil, tenemos que mantener en primer plano la continuidad operacional y el suministro de combustibles para el país”, dijo.

Comenta