La Tercera

Enel Américas aprueba el millonario y polémico aumento de capital en una tensa junta de accionistas

Tres AFP expresaron a viva voz sus reparos a la operación por US$ 3.000 millones.

Finalmente, la junta de accionistas de Enel Américas aprobó con el 71,97% de los votos el polémico aumento de capital por US$ 3.000 millones.

La jornada no fue miel sobre hojuelas. Para nada. La millonaria operación fue resistida por los accionistas minoritarios AFP Modelo, Capital y Habitat, quienes expresaron públicamente su rechazo, principalmente por el monto.

Modelo y Planvital no se pronunciaron sobre la operación en la junta.

Antes de la votación, AFP Capital solicitó que el aumento sea de US$2.600 millones y no de US$3.000 como proponía la junta, a lo que el presidente de Enel Américas, Borja Acha, respondió que dejaría constancia de la propuesta, pero que de todas maneras la votación sería por 3000.

Ahí fue cuando AFP Habitat salió a defender la propuesta de Capital, y argumentó que la propuesta inicial era una votación por “hasta” US$3.500 millones, por lo que se podría votar perfectamente por los US$2.600 millones. Sin embargo, desde la empresa argumentaron que si todos los minoritarios hacían una propuesta para votar un monto distinto, sería imposible votar.

Ahí fue cuando AFP Capital insistió en que, al no haber infinitas opciones, sería razonable que tanto el controlador como los minoritarios, puedan expresar el monto que les parece adecuado. “solo estamos discutiendo dos montos”, dijo el representante de Capital.

En ese contexto, desde las AFP propusieron votar primero por los US 2.600 millones, y de ser rechazados, votar ir por los US$ 3000 millones. Fue entonces cuando salió a la defensa el fiscal de Enel Américas, quien aseguró que la CMF no permite votar dos veces un mismo tema, por lo que finalmente se procedió a votar por papeleta los US$ 3.000 millones, lo que los asistentes a la junta consideraron una jugada inteligente, pues al no haber votación a mano alzada, otros accionistas minoritarios no se ven influenciados por quienes rechazan la propuesta y sus argumentos.