Enfrentando la recuperación de aprendizajes: Una experiencia exitosa en Chile

Mercado laboral sigue dando señales de mejoría y desempleo bajó a 10,8% en el trimestre septiembre- noviembre

"Hay un desafío enorme en cuanto a la recuperación de la experiencia escolar que enfrenta nuestro país. Es importante enfrentarlo desde las escuelas y (tal como hicimos con las vacunas) recurrir a soluciones con apoyo de evidencia rigurosa".




Probablemente el desafío más persistente para nuestro país luego de la pandemia es la recuperación de la experiencia escolar. A pesar de los múltiples esfuerzos de docentes y comunidades educativas, existen estimaciones de efectos negativos en retención escolar, aprendizaje, socialización, estado físico y salud mental, entre otros. Más aún con una desigualdad socioeconómica sustantiva. Para poner en perspectiva, existen estimaciones de que sólo el efecto económico que tendrá la pérdida de aprendizajes es mucho mayor que el efecto económico del terremoto de 2010 (usando estimaciones de Hanusheck y Woessman y Psacharopoulos et al). En otras palabras, es una situación que sin notarse es dramática en múltiples dimensiones.

¿Qué hacer? Afortunadamente existe evidencia en el mundo que puede ser usada. Por ejemplo, las tutorías escolares es una de las áreas con más potencial si se aplicada de buena manera. Esta evidencia viene de muchos países y viene de evaluaciones tan rigurosas como las usadas para evaluar las vacunas contra el COVID. Tenemos un ejemplo para Chile: el Servicio País en Educación (SPE), implementado por la Fundación Superación de la Pobreza y el MINEDUC después del terremoto de 2010. Lo central del programa era que se basaba en tutorías estructuradas realizadas en coordinación con las escuelas por estudiantes universitarios voluntarios durante tres meses enfocadas en potenciar la comprensión lectora de estudiantes de cuarto básico.

¿Qué resultados tuvo? Nuestra investigación (disponible en: https://economia.uc.cl/wp-content/uploads/2021/09/dt-565.pdf) usando una metodología experimental de evaluación de impacto implica que el SPE tuvo algunos impactos en aprendizajes en el corto plazo, pero sobre todo mejoró sustantivamente el desempeño educativo en el largo plazo: aumentó la retención escolar, la asistencia, notas, resultados en pruebas estandarizadas y bajó la probabilidad de repetir. Estos efectos se centran en estudiantes que partían con mayor probabilidad de tener resultados educativos bajos. Lo más interesante es que los efectos en el largo plazo no sólo se producen en lenguaje, sino que también en matemáticas. ¿Por qué? La evidencia sugiere que un componente central tuvo que ver con el vínculo personal que se producía entre quienes recibían y hacían las tutorías. Esto es un elemento central que ha identificado la literatura y explica en parte importante y el valor de las tutorías.

En suma, hay un desafío enorme en cuanto a la recuperación de la experiencia escolar que enfrenta nuestro país. Es importante enfrentarlo desde las escuelas y (tal como hicimos con las vacunas) recurrir a soluciones con apoyo de evidencia rigurosa. Creemos que la evidencia del SPE, que se implementó como una estrategia integrada en el proceso escolar, en combinación con nuevas evidencias generadas en la pandemia sobre el uso de tecnologías digitales en educación, puede ayudar en el diseño de estrategias potentes, costo-efectivas y adecuadas a la realidad de Chile para enfrentar este gran desafío.

Autores:

- Verónica Cabezas, Educación UC

- José I. Cuesta, Economía Stanford

- Francisco Gallego, Economía UC y J-PAL

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.