Estímulos sin precedentes de la Reserva Federal alimentan temor a una burbuja bursátil

FED

Nombres destacados del mercado en Estados Unidos han encendido las alarmas, planteando que el repunte de Wall Street está descansando en el apoyo de la Fed, mientras el futuro económico no está resuelto.




”Si la Reserva Federal persiste en inundar los mercados con liquidez, el riesgo es que creará la mayor burbuja financiera de todos los tiempos”, asegura Ed Yardeni, un veterano de los mercados y fundador de Yardeni Research en Estados Unidos, quien cuestiona el hecho de que el Central estadounidense tome medidas adicionales a las de marzo para mantener la estabilidad del mercado financiero.

Se trata de una preocupación que aunque poco popular ha sido persistente y creciente en el marco del coronavirus, sobre todo considerando los bruscos movimientos que vimos en Wall Street. Cuando se comenzó a dimensionar el lastre que significaba para la economía mundial, las bolsas comenzaron a caer agresivamente, anotando descensos de 34,8% en el Dow Jones, 30,7% en el S&P 500 y 23,5% en el Nasdaq en lo que iba del año hasta que tocaron fondo el 23 de marzo.

Desde entonces la tendencia se revirtió y con fuerza. Los rebotes hasta ahora son de 34,5% en los dos primeros y de 42,2% en el indicador de las grandes tecnológicas. “Es un rally sin precedentes: el más rápido en este tiempo y única en los libros de historia, que tiene lugar en un contexto de problemas económicos innegables”, dijo recientemente Jeremy Grantham, fundador y estratega jefe de GMO Investment and Management.

Fundamentos poco claros

En efecto, no hay garantías de un panorama particularmente auspicioso en medio del galopante contagio del coronavirus, que de hecho en el mismo Estados Unidos alcanza nuevos récords, al igual que en América Latina, mientras se experimentan rebrotes en Asia y Europa.

El mercado sube entonces gracias a los estímulos de la institución liderada por Jerome Powell. Así lo asegura Yardeni, aclarando que a su parecer la campaña de sorpresa y asombro de la Fed funcionó increíblemente bien”, en referencia a inyecciones de liquidez de billones de dólares, facilidades de crédito, compra de bonos y toda la artillería que ha utilizado el Central durante la crisis (revisar infografía).

Sin embargo, a la luz de su efectividad y los riesgos que implica seguir por ese camino, Yardani enciende las alarmas sobre burbujas. “Ya se plantea la pregunta de si la Fed realmente necesita hacer mucho más”. A su propio modo, Grantham también plantea sus dudas sobre el futuro del mercado, al reducir su cartera a una posición corta de US$7,5 billones, por primera vez desde la crisis financiera.

Opinión de la Fed

El debate está sobre la mesa y la semana pasada le tocó al presidente de la Fed de St. Louis, James Bullard, hacerse cargo. “Las burbujas siempre son un problema, y lo vigilo, pero no veo cosas que tengan la misma magnitud que lo que sucedió a fines de la década de 1990, la llamada burbuja punto com que explotó sobre nosotros y luego la burbuja inmobiliaria mucho más grave a mediados de la década de 2000 “, indicó.

Por allá por 2015 fue Bullard quien alertó sobre la posible formación de burbujas, advirtiendo sobre los riesgos de dejar las tasas muy bajas por mucho tiempo. Las cosas se podrían complicar aún más en este escenario en consideración de los problemas de deuda que enfrentan un sinnúmero de empresas.

Consultado por Bloomberg respecto a qué está haciendo la diferencia en esta ocasión, sostuvo “las compañías se endeudaron para contar con liquidez y transitar la pandemia, nosotros estamos proporcionando créditos y préstamos para asegurarnos de que puedan sobrevivir durante un tiempo de bajos ingresos para sus negocios”. En ese marco asegura que “hasta el momento vemos que está todo bien”, pero reiteró que es algo que miraremos de cerca”.

Comenta