Experto en prevención de accidentes laborales fatales, Donald Martin: “Chile tiene el mejor enfoque que he visto”


El experto mundial en seguridad laboral Donald Martin, se reunirá hoy con gerentes de más de 20 grandes empresas nacionales y con la subsecretaria de seguridad social, María José Zaldívar, para abordar la reducción de lesiones graves y fatales (LSG) en el país, en el marco de la alianza estratégica de Dekra, la empresa de la cual es vicepresidente, y la Asociación Chilena de Seguridad (ACHS). En el mundo, los accidentes generales van a la baja, pero no ocurre lo mismo cuando se trata de los que dejan muertos. En ese contexto, el experto destaca a Chile como un ejemplo, dada la Política Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo que impone metas nacionales de reducción de fatalidades.

¿La tendencia de una reducción de los accidentes generales mientras se estancan los graves y fatales sólo se ve en Chile?

-Es un fenómeno global, ocurre en todo país y en todo tipo de industria. Algunas organizaciones y países están mejorando, como Australia, pero países como EEUU no están progresando al ritmo que deberían. Hay una tendencia a mirar la tasa general de accidentes, que mejora constantemente, pero si te enfocas en la tendencia de accidentes graves y fatales te das cuenta que hay un problema. Cuando los ejecutivos toman conciencia de eso comienzan a pensar en su propia situación y cómo tienen que cambiar su visión sobre seguridad laboral.

En ese contexto, ¿cómo evalúa la situación de Chile?

-Viajo por todo el mundo y Chile es el primer país que ha presentado una iniciativa nacional. Es muy destacado que ustedes hayan decidido que la prevención de accidentes graves y fatales es algo transversal a todo el país.

Chile tiene el mejor enfoque que he visto. Estoy muy entusiasmado con lo que han hecho aquí, cómo han tomado la información disponible y entendido la importancia que tiene proteger la vida de los trabajadores. El modelo que yo recomendaría a otros países es el mismo, porque tengo mucha confianza en que la forma en que enfocan el asunto hará una gran diferencia. Es algo que merece la atención global.

¿Le parece adecuado entonces establecer metas de disminución de accidentes fatales?

-Absolutamente, siempre es bueno comenzar con una visión que convenza, para avanzar hacia una meta de cero muertes, que es algo realista para un país y en particular para Chile, que es lo suficientemente manejable como para lograrlo. No sé cuánto tiempo puede tomar, pero tienes que comenzar con esa visión y mostrar todos los años los progresos.

¿Cuál es la recepción de las empresas a este enfoque?

– La recepción ha sido espectacular entre los ejecutivos. Una de sus mayores preocupaciones suele ser que no muera nadie en su puesto de trabajo, pero sienten que no tienen cómo manejarlo. Cuando nosotros le mostramos que de hecho sí pueden tener control, se entusiasman bastante.

¿Cuál es la clave para que tenga éxito una política ?

– Prevenir lesiones graves y fatales, en relación a los de otro tipo, es una responsabilidad que no puede ser delegada a niveles bajos de la empresa. El equipo ejecutivo senior y el directorio tiene que estar interesado y envuelto en el proceso.

¿Qué se requiere, además de reglas?

– Los ejecutivos tienen que ir al lugar de trabajo y ver con sus propios ojos lo que está pasando. Hablar con los trabajadores sobre las experiencias que se han tenido y riesgos que se corren. Tienen que escuchar lo que ellos tienen que decir, porque suele pasar que cuando hay un accidente y nadie sale herido, por ejemplo, cae algo pesado donde no había nadie, los trabajadores prefieren no reportarlo, pensando que pueden perjudicar a un compañero. Ese tipo de cosas tienen que quedar claras, porque el reporte puede ayudar a que otro accidente no resulte fatal. Si se reporta y luego despiden es difícil que lo vuelvan a hacer.

Seguir leyendo