Expertos en libre competencia estiman que operación Uber-Conershop debiera ser aprobada

Cornershop

Abogados le bajan el perfil a la extensión de la investigación a fase II. Se trata solo de algo procedimental para estudiar mejor la operación, aseguran, y no consideran que tenga una implicancia negativa de antemano.


El 24 de enero pasado, la Fiscalía Nacional Económica extendió a fase II el análisis sobre la toma de control de Cornershop por parte de Uber. Si bien, en 2018 la misma entidad aprobó la operación de la app de delivery con Walmart de manera rápida y sin contratiempos, ahora el panorama es diferente. "La operación de concentración entre Cornershop y un supermercado y entre Cornershop y Uber es totalmente distinta; en esta última, ambos efectúan entregas de productos a domicilio y en ese sentido podría haber algunos mercados que se vean afectados", sostiene el abogado de libre competencia y expresidente del Tribunal de Defensa de la Libre Competencia, Tomás Menchaca.

Más allá de eso, tal extensión es solo un tema procedimental, señalan conocedores. Y no implica que haya una opinión negativa respecto a la operación por parte de las autoridades de libre competencia. "Una segunda fase no tiene ninguna implicancia negativa, sino que puede significar que la FNE está revisando aspectos más de detalle que no puede hacerlo durante los 30 días", subraya el asociado senior del área de Libre Competencia de Guerrero Olivos, Jaime Barahona.

La inquietud del mercado-más allá de ello- es la demora que puede tener la Fiscalía para dirimir. "Con fase II , el análisis que se está generando puede durar un año", explica Barahona. "El estado de incertidumbre que se genera siempre es preocupante (...) y se ralentiza la operación de la empresa", añade. "Un año es bastante largo, eso es más que las consultas antiguas que en promedio duraban siete u ocho meses", remata Menchaca.

Sin perjuicio de lo anterior, entre los abogados hay concordancia de que la operación mediante la cual Uber pretende tomar el control de Cornershop debiera ser aprobada. "Sin haber estudiado el caso, no da para pensar que sea una operación que pueda ser rechazada; puede tener bastantes sinergias y ventajas de competencia", destaca Menchaca.

Visión similar manifiesta Barahona: "Creo que la operación no arrojaría mayores complicaciones por el resto de las innovaciones que se están creando. El mercado es bastante dinámico, compiten entre ellos. Hay medios para poder hacerle frente creando nuevas aplicaciones que sean similares".

Comenta